Todos los jueves de 21 a 22 hs.

Todos los jueves de 21 a 22 hs.

lunes, 7 de marzo de 2016

EL LABERINTO DEL FAUNO


EDITORIAL

Desde el más allá se escuchan ciertas voces que invaden las tertulias de añejos bares, desbordadas de licores rancios y palabras vencidas. Son esos recuerdos arrancados desde la más pura inocencia los que invitan a desafiar al tiempo, a no temerle a la muerte, a olvidar el olvido.
Serán esos ángeles esparcidos por el mundo los que encontrarán en ese universo de ensueño el escape de la cruel realidad. Aceptarán el convite de la desgracias, para alejarse lentamente en este mundo de tinieblas, hartos de pecadores sin sentido.
Encontrarán un bosque precioso, lleno de colores imposibles, donde habitarán los seres más inhóspitos del planeta. Se esconderán del verdadero cazador, ese que sólo impone miedo a través de sus armas, porque sus palabras carecen de valentía, aunque sus actos replicarán con dureza y mutilarán vergonzosamente cualquier atisbo de belleza.
Esa belleza que será un espejo de la inocencia que perdemos mientras crecemos, y que se termina corrompiendo bajo las órdenes del poder y el dinero. 


Disfrutarán en ese lugar de ensueño, del coraje de las palabras, de la sabiduría de las estaciones, para no darles entidad a los profetas del odio.
Estará en nosotros la obligación de mantenernos alejados de toda esa basura, de esa contaminación permanente a la que somos sometidos. Será a través de esas dulces voces, que nos saquen esas lágrimas de felicidad, esa sonrisa sincera, esa mirada perdida.
Entonces, nos tomarán de la mano, y nos llevarán raudamente por los campos dorados, olvidando el otoño, mientras los pastizales silban una canción de amor al compás de los pasos. Se alejarán nuestros demonios, intentando copiar aunque sea un poco de su inocencia, como un poeta buscando su mejor prosa.
Tendrán la hermosa capacidad de detener el tiempo, de no dejar salir nuestras miserias. De hacernos ver a corazón abierto que existe otro universo en el que no hay envidias ni rencores. Será ahí donde nos gustaría vivir por siempre, enlazando recuerdos, fotografiando momentos, desmitificando relatos.
Jugarán a los dados contra los más cobardes, y saldrán victoriosos una vez más. Nos sentiremos cómplices de esa derrota porque nos hemos acostumbrado a perder en cualquier juego. Serán esos ángeles los que marcarán las horas de nuestro reloj, y quienes nos llevar a recorrer cualquier rincón perdido, deambulando por los pasillos de nuestro propio laberinto para ver si podemos imitarlos, y a animarnos a cruzar nuestro propio portal de la fantasía…

 Marcelo De Nicola

Canción elegida para la editorial


IMPRESIONES PARA EL LABERINTO DEL FAUNO


De acuerdo con la idea freudiana, las fantasías responden a un “Guión imaginario” en el que operan deseos inconscientes y procesos defensivos. Más adelante, Freud, continua explicando que se ligan, evolucionan, se complejizan y resignifican con las sucesivas experiencias atravesadas por el pensamiento, los sentimientos y las circunstancias. Estos sueños diurnos, desembarcaran en nuestras orillas a modo de símbolos mnémicos, de realizaciones de deseos inconscientes, de satisfacciones sustitutivas, de protectores, en definitiva, de aquella sombra tan amiga de la muerte, la angustia. ¿Qué sería de esta casa sin aquella caricia repleta de duendes y fantasmas que es la fantasía? No sin espanto, podemos imaginarnos inmediatamente, que se nos negaría para siempre el arte con aquella muerte nefasta, aquella forma de sublimación que ejercemos algunos, con distintos resultados, pero con el único objetivo de dejar de estar solos. Aquellos senderos, sin fantasía, correrían con el triste e irrevocable destino de ser solo eso… senderos. Pero volviendo a Freud quien con el devenir de sus estudios, llegará a la formulación de aquella famosa frase que sentencia que el neurótico fantasea lo que el perverso actúa. Sirva este concepto, tal vez, para entender aquella relación, o quizás la ausencia de ella, entre ese siniestro capitán y aquella hermosa niña, Ofelia, personajes ambos protagónicos del extraordinario film de Guillermo del Toro, El Laberinto del Fauno


La cinta entregará un relato crudo y angustioso sobre la heroica lucha de la guerrilla republicana española contra el franquismo, pero a su vez narrara también la elaborada percepción sobre todo aquello de una pequeña niña de tan solo 13 años. Ofelia, cuyo padre ha muerto y acompaña a su madre a sobrellevar un traumático embarazo, recurrirá al relato fantasioso a modo de bálsamo para aquella herida mortal que es su realidad. Esta idea ya es anunciada en el comienzo del film, en donde vemos a la niña herida de muerte, caída sobre las hierbas del bosque. Es de noche, como cada vez que la inocencia muere, su mirada aun sostiene el miedo, su cuerpo embarrado yace inerte, la sangre de un rojo intenso, recorre el camino inverso por sobre su rostro, como negando aquel deceso. Trepa, mientras en off se oye la lectura de un cuento sobre una princesa del mundo subterráneo, cumpliendo aquella función de la fantasía, trepa alejándola de la angustia, resignificando en aquella última hora, su dolor. Aquí también quedará planteada la estructura del relato, el cual se desarrollará bajo la forma de un racconto. 


La película contará con una fotografía notable y se servirá del uso del maquillaje y de los efectos especiales como herramienta imprescindible para la construcción de aquel verosímil y la narración de su historia. Acompañaran al relato actuaciones orgánicas y trabajosamente elaboradas logrando un resultado memorable. Será crudo y doloroso aquel camino que deberá recorrer Ofelia. No faltaran las miserias del franquismo en aquel intento de quitarle el futuro a un pueblo, en aquel crimen de los sueños, en aquella banalización de la vida y de la condición humana. Será duro, aunque lo supiéramos de antemano, la muerte de aquella niña. No habrá consuelo ni fantasía que nos salven de aquel témpano resultante de la bestial imagen del asesinato de la inocencia, de aquella soberbia totalizadora en busca de la unificación del relato. No habrá consuelo, y está muy bien que no lo haya. Responderemos con amor, que no es otra cosa que la contracara de la muerte. En aquel río se irá nuestra sangre, por el futuro de nuestros sueños, por la memoria de quienes lucharon venciendo cualquier muerte por la defensa de sus ilusiones. Después de todo, mis amigos, el tiempo nos ha enseñado que siempre son preferibles algunas fantasías a ciertas realidades. Para todos ellos cantamos la canción de los días en la vida.-

Lucas Itze.-

Canción post impresiones


También sonó otro tema del maestro...


Maquis, anti fascista!
Tu casa es el monte, tu patria la libertad
Maquis nunca se acabó tu guerra
Brillará esa negra estrella en tu corazón!



FICHA TÉCNICA

Título original: El laberinto del fauno
Año: 2006
Duración: 112 min.
País: España
Director: Guillermo del Toro
Guión: Guillermo del Toro
Música: Javier Navarrete
Fotografía: Guillermo Navarro
Reparto: Ivana Baquero, Sergi López, Maribel Verdú, Doug Jones, Ariadna Gil, Álex Angulo, Federico Luppi, Roger Casamajor, Fernando Tielve, Pepa Pedroche, José Luis Torrijo

SINOPSIS


Terminada la Guerra Civil española, Ofelia y su madre embarazada, llegan a un pequeño pueblo donde conocerán a su nueva familia. El marido de Carmen, la madre, será un cruel capitán del ejército franquista. Para escapar un poco de su nueva vida, Ofelia encuentra mientras camina por el bosque, un laberinto en el que vive un fauno, quien le hace una increíble revelación: ella es la última princesa de su estirpe y hace mucho tiempo que la estaban esperando. Para poder regresar a su mágico reino, la niña tendrá que atravesar tres duras pruebas…

No hay comentarios:

Publicar un comentario