Todos los jueves de 21 a 22 hs.

Todos los jueves de 21 a 22 hs.

jueves, 24 de marzo de 2016

EL BAÑO DEL PAPA


EDITORIAL

Dicen que "lo que se perdió duele cuando no se ha defendido". Desde niños nos enseñan el sentido de pertenencia y los especialistas están todos de acuerdo con que esas prácticas son fundamentales en la psiquis de los chicos para el posterior desarrollo. Pero vamos un poco a la experiencia y hagámonos estas preguntas, tal vez un poco inocente e inducidas: ¿No sienten que a medida en que crecemos y que va pasando el tiempo nos van quedando cada vez menos pertenencias? ¿No sienten que ni los recuerdos quedan en estado original y que estamos muchas veces queriendo recuperar algo perdido de nuestra esencia?
Cada cierta cantidad de tiempo ni las células nos quedan en su estado original. Pero ahí van "ellos", "los especialistas", con " su mesita" "su lugar" "sus juguetes" después "su cuaderno, sus colores, su merienda..." y claro esto sigue. De nuevo, este es mi lugar para estacionar, este es mi lugar para vender, este es mi lugar para vivir no el tuyo... esta mujer es mía... Y saben, esto luego se pone peor. Claro y entonces nos vamos dando cuenta que lo que se pierde duele independientemente de si se haya peleado o no. A veces se pierde la pelea antes de concebirla. Y duele la perdida porque no se sabe lo que se perdió o duele porque no nos enseñaron de chiquitos que las cosas no se pierden porque jamás fueron nuestras y lo que se pierde es vació, es algo que nunca tuvimos, que nunca fue nuestro. Estamos condenados al dolor al aferrarnos a lo que perece, a lo que cambia a lo que muere. Tal vez por eso la mayor locura que cometemos es la de enamorarnos con ese amor celoso, ese amor de posesión, es una locura! y como duele!! 


Creo que la mayoría, y me incluyo, nos enamoramos por primera vez de esa manera. Algunos reinciden, o recaen diría Julito, otros aprendemos y tratamos de concebir todo lo humano como algo que no nos pertenece. Pero igual nos duele lo que se ha perdido, así como nos duele la conciencia de muerte y todas esas mentiras que nos enseñaron en nuestro origen, tanto el sentido de pertenencia, el cual no es otra cosa que el origen de la desigualdad, como también todas las demás mentiras religiosas, incluida la ignorancia sobre las muerte y todo lo que ya tenemos incorporado en nuestro ADN. Pero no importa, cruzamos igual estas fronteras cargando bagayos envueltos y nos pasamos la vida arrastrándolos a pura sangre...
Una de mis mayores decepciones fue la de pensar que el mundo era mío. Hice decenas de planes, pero me encontré con que había niños con un sentido de pertenencia tan alto que habían comprado, y agrego que desde antes de que todos nosotros naciéramos, montañas, ríos, campos y hasta cielos. Me encontré con que para subir una montaña tenía que pagarle a su dueño, me encontré con que si quería viajar a otro país debía pedir permiso, en síntesis me encontré con un mundo parcelado, alambrado y custodiado por sus dueños celosamente. Y claro me dirán que por eso hay que tomar del montón las migajas que quedaron, con las dos manos o haciéndole un doblez a la remera para que cuando pinchen la piñata caiga adentro de nuestra ventaja la mayor cantidad de confites posible. "¿Y el otro? Que llore, que me importa, yo me lo gane, es mío, tuve la astucia de concederme una mayor capacidad que el otro para saciarme". Es el mismo principio que el anterior. Ésta señores, es nuestra historia.


Tal vez tenga sus cosas buenas en lo metafísico, pero materialmente hablando, el sentido de pertenencia, esa seguridad sobre las cosas y sobre los demás no es solo ficticia, es atroz...
Queridos audiófilos hoy charlaremos sobre una película que muestra, si se quiere, una trialidad. Por un lado el calor aún reverberante de una época dorada, por el otro, ese hábito de los pueblos pobres, la eterna añoranza, y... la frustración de todo eso, el ahora, lo que pasa, lo que sucede. Es ahí, en este último, donde encontramos el espíritu de estos personajes arrancados de una realidad para ficcionarlos. Es ahí donde encontraremos esos compañeros que nos ayudaran a cargar nuestros bagayos. Es ahí donde el vecino te deja la única tele de la cuadra antes de irse. Es ahí donde los que integran esas barricadas sacan las monedas que tienen para compartirlas o te sacan de las cantinas embriagado del aquí y ahora. Es ahí también donde ya no hay nada que te salve. Es ahí donde te encontras solo contra todos, fiel a lo que no sos porque nada te pertenece. Es ahí donde lo que entendías que te iba a salvar termina dándote nauseas.
Dice Jean Paul "Somos lo que hacemos con lo que hicieron de nosotros" reflexionémoslo - Uruguay, un país con el nombre de un río.

Christian Soria.-

Canción elegida para la editorial



IMPRESIONES SOBRE EL BAÑO DEL PAPA

En donde se acaba este camino que conocemos, allí, donde comienza el lodo, ahí están ellos. Carroñando la vida entre los escombros del tiempo, desayunando olvido y puteadas, siempre antes de que el sol aparezca. Están ellos allí, aquellos que raspan, esos que no son censo sino estadística, con sus escasas risas desafinadas, con sus sueños en ojotas, allí donde el mundo muere su vergüenza, en el sótano abismal de la esperanza. Acunarán sus historias de arrabales, sus herencias baratas y violentas y sus soles morirán esperando alguna respuesta de aquel espantapájaros mal diseñado al que todos llaman dios. ¿Quién calmará el aullido de sus penas? ¿Quién los rescatará de aquel baldío del olvido? ¿Cuál de todos nosotros, tendrá el valor de mirarlos a los ojos y avisarles al fin, que dios ha muerto? Por aquellas calles, sin duda, veremos pasar a Beto, con aquella bicicleta cansada, con sus rodillas que ya no lo acompañan. Y también estará el Negro y Carmen y Silvia


Serán estos personajes, nacidos en aquel barro de las orillas, los que darán vida al relato cinematográfico llamado “El Baño del Papa” escrita y dirigida por Cesar Charlone y Enrique Fernández. ¿Cómo ser justo con semejante obra? ¿Cómo acercarnos a la profundidad de su temática, al colorido de sus personajes, a aquella pena que sobrevuela la cinta como un ave empecinada en su rapiña? Tal vez semejante aventura sea imposible, tan imposible como la justicia misma. Reduzcamos nuestras pretensiones, entonces, a resaltar la linealidad estructural del relato, como si esto fuera a agregarnos gran cosa. La distancia, la frialdad del análisis, muchas veces es el único remedio. El film contará con una fotografía extraordinaria, repleta de encuadres exquisitos. Se buscará un dinamismo en el montaje bastante inusual para los films de estas características y hasta se intentará narrar y conceptualizar desde la construcción misma de la banda de sonido generando verdaderos collages que, a pesar de sacarnos de la naturalidad propia que otorga la linealidad temporal, no competirá jamás con la construcción de la diégesis. “El Baño del Papa” contará con personajes tridimensionales y completamente vivos. Serán incorrectos, contradictorios, por momentos agresivos, luego tiernos, serán humanos. 


Los veremos dejarlo todo, y lo terriblemente triste será el darse cuenta que aquel todo es nada. El film, tal vez en su temática principal, busque realizar cierta crítica importante al catolicismo. Según su etimología, la palabra religión viene del latín religió, que vendría a significar algo así como acción y efecto de ligar o amarrar fuertemente. Aquella ligadura, claro está, será entre el hombre y dios, entre lo terrenal y lo espiritual. El relato contará entonces, la llegada de Juan Pablo II, aquella sucursal principal de dios en la tierra, a Melo, un pueblito de gente humilde, aquellos personajes secundarios que empalagan y dan color a las ciento de páginas que conforman la biblia. Ellos esperaran aquella unión de la que habla la religión, ellos buscaran respuestas empeñando su presente. Pero aquella ligadura fracasará. Pasará el Papa sin siquiera verlos, con la maldita frialdad del acto administrativo. Dará su misa, sin saber de sus penas, sin caminar sus calles, sin mirar los rostros de aquellos que buscaban por lo menos una esperanza. Se retirará finalmente en menos de una hora para no volver nunca más. Se derramará la sangre de cristo de un botellazo rabioso hacia el cielo, habrá un fatídico dolor por el fracaso y los ojos lloraran un buen rato, la inesperada muerte de dios.-

Lucas Itze.-

(Suena – God – Lennon)

Canción post impresiones



CINE URUGUAYO

Carrera de bicicletas en el velódromo de Arroyo Seco se llamó el primer documental uruguayo, filmado en 1898, a cargo del empresario Félix Oliver.
La primera película es Pervanche, de 1919, dirigida por León Ibáñez. En 1929 se estrena El pequeño héroe del Arroyo del Oro, dirigida por Carlos Alonso y basada en la historia real de Dionisio Díaz, un niño que muere a los 9 años en una pelea con su abuelo por defender a su madre, y es conocido popularmente como el héroe de Arroyo de Oro.
Entre 1898 y 1993 se estrenan más de 30 películas, entre las que se destaca La historia casi verdadera de Pepita la Pistolera de Beatriz Flores Silva en 1993. Un año después se estrena El Dirigible, que tuvo un gasto de casi un millón de dólares, un monto increíble para la época, y que supuso el quiebre para la productora.
En los 90 se destacan El Chevrolé, la historia de un músico que quiere reencontrarse con su antiguo grupo, lo protagonizan Rubén Rada, Hugo Fattoruso y Leo Masliah.
El siglo XXI empieza con todo gracias al film 25 watts, de Pablo Stohl y Juan Pablo Rebella. Premios en los festivales de La Habana y Rotterdam demostraban que el cine uruguayo estaba en pleno crecimiento. Fue el salto a la fama del hoy reconocidísimo Daniel Hendler, quien luego trabajó con ellos en Whisky. La muerte de Rebella, con 31 años, en 2006, fue un golpe tremendo para el cine oriental.
En tanto, un año antes, el país se llevaba su primer Oscar, pero en forma de canción, gracias al tema Al otro lado del río, de Jorge Drexler, por el film Diarios de motocicleta.
Uno de los géneros que más se trabaja en Uruguay es el documental, con Mario Handler como uno de los más importantes de país.
En cuanto a la ficción, algunos de los films que aparecieron en los últimos años fueron: En la puta vida de Beatriz Flores Silva; El viaje hacia el mar de Juan José Morosolli; Matar a todos de Esteban Schroeder; El último tren de Diego Arsuaga, La demora de Diego Plá; Miss Tacuarembó (con Natalia Oreiro) de Martín Sastre; y El 5 de Talleres de Adrián Binez, pero fue, sin dudas, El baño del Papa, la película uruguaya más elogiada por la crítica internacional hasta el momento.

FICHA TÉCNICA

Título original: El baño del Papa
Año: 2007
Duración: 90 min.
País: Uruguay
Director: César Charlone, Enrique Fernández
Guión: César Charlone, Enrique Fernández
Música: Gabriel Casacuberta, Luciano Supervielle
Fotografía: César Charlone
Reparto: César Troncoso, Virginia Méndez, Virginia Ruíz, Mario Silva, Nelson Lence, Henry De Leon, Jose Arce, Rosario Dos Santos, Hugo Blandamuro

SINOPSIS

Es el año 1988 y Melo, una pequeña población uruguaya en el límite con Brasil, ve alterada su tranquilidad por la llegada de una de las personas más importante del mundo: el Papa Juan Pablo II. La supuesta llegada de 50000 mil personas,  hace que los habitantes empiecen a crear diferentes maneras de ganar dinero, vendiendo comestibles, medallas, banderines y demás cosas. Entre ellos está Beto, un bagayero (persona que vende mercadería brasileña de contrabando en Uruguay), que tiene una idea que cambiará la vida de él, su mujer y su hija. La idea: hacer letrinas para los visitantes que vienen a ver a su santidad.


viernes, 18 de marzo de 2016

EL ÁRBOL DE LA VIDA - THE TREE OF LIFE


EDITORIAL

Caen mis párpados agotados de recuerdos. Pienso en aquellos rostros que son las sombras de mis tropiezos, aquellas salivas resecas que aun dictan, en su eterno conflicto, ciertas horas de mis días. Es 1980, es verano y es febrero, mi padre y mi madre están allí. Son jóvenes y bellos. Ella tiene el cielo en sus ojos y una sonrisa perfumada de picardía. Él lo observa todo con una seguridad que el tiempo irá borrando, dando lugar al coraje de la duda. Le sonríe a ella, me sonríe a mí, que con mis pocos días de vida recibo aquellas miradas que me abrigan y mi cuerpo entero se estremece ante tales gestos. En él estará el saber, la infinita capacidad de conocerlo todo. Sus manos serán poderosas aunque envejecerán en el aburrimiento del monótono devenir del tic tac de oficina. Ella nos alimentará con un amor infinito, un amor a su manera, incorrecto y apasionado, un amor que nos dará vuelta a la espalda para contarnos historias de valentías e ideales que no doblan ninguna esquina. Los veo pasearse con ningún cuidado entre la cristalería de sus sueños, con el desapego del que acumula, con la torpeza del que ni siquiera imagina un invierno para la mayoría de aquellas ideas que naufragaran en el lodo del tiempo. Sueños que hoy sé truncos, alguno de ellos hasta se han convertido en profundas penas. 


Con el tiempo uno pierde aquella capacidad de recuperación, aquella habilidad empalagosa de esperanza, que convierte cualquier golpe en un raspón, entonces, ciertos desencantos aprenden a clavar sus espinas alojándose en lo más hondo de nuestro ser y es allí cuando el dolor se naturaliza y se levanta con nosotros, todos los días a las 6 de la mañana. Pienso en los llantos que les esperan, en las pérdidas que se cobraran nuestras risas y se llevaran nuestra frescura para siempre. Quiero abrazarlos y advertirles. Quiero resguardarlos del inevitable desengaño de no haber sido el que ellos querían que fuera. Evitarles aquel arduo trabajo de amigarse con mis falencias, de embarrarse con mis errores. Quiero gritarles lo difícil y desolador que será el camino. Quiero advertirles a esos chicos que aprendan a recibir las limosnas de felicidad que da la vida como una ráfaga cálida que nos sorprende al cruzar cualquier calle y nos acaricia el rostro. Pedirles que se abracen a esos pequeños tesoros con celoso placer, decirles que allí está el misterio del mundo, en aquellos segundos que aprenderemos a convertir en horas para poder llenar nuestros pulmones y así poder continuar. Quiero decírselos, pero no puedo. Quiero cuidarlos, pero ya es tarde. Varios otoño han pasado por el árbol de la vida.-

Lucas Itze.-

Canción elegida para la editorial



IMPRESIONES SOBRE EL ARBOL DE LA VIDA


Bruno, si yo pudiera solamente vivir en esos momentos, o como cuando estoy tocando y también el tiempo cambia… Te das cuenta de lo que podría pasar en un minuto y medio… Entonces un hombre, no solamente yo sino esa y tú y todos los muchachos, podrían vivir ciento de años, si encontráramos la manera podríamos vivir mil veces más de lo que estamos viviendo por culpa de los relojes, de esa manía de minutos y de pasado mañana…”Así jugaba con el tiempo Johnny. Así nos explicaba la eternidad del instante Cortázar a través de aquel Charly Parker de ficción, ese que soplaba su jazz bajo el título de “El perseguidor”. Juegos de la mente, dirá algún oyente entre bostezos, creyendo haber jugado alguna vez. Salirse de aquella ilusión de fluidez, de aquel devenir torrentoso de segundos que empujan nuestro ser hacia un adelante ficticio, aquella pesadilla que acumula nuestras metas allí adelante, marcando un norte ilusorio para nuestros pasos. Escaparnos al fin de aquel rio, para bañarnos en él dos veces. Sera en aquel paso al costado, será en aquel cambio de eje donde nacerán las preguntas adecuadas. Desde allí tendremos una mejor visión de los pasos desordenados que constituyen esta existencia que armamos vanamente. 


Veremos nuestras ramas con sus desencantos, veremos las traiciones todas, sentiremos la rugosidad que dejaron en nuestra piel aquellas penas profundas, nos detendremos al fin a observar aquel árbol de la vida. El film, escrito y dirigido por Terrence Malick, constituirá una obra poética y compleja. Será un film personal e intimista que se resolverá bajo sus propias reglas. El relato escapará a la duración óptima comercial, priorizando de esta manera, la profundización sobre el tema. La estructura narrativa planteada por Malick, será no lineal, trabajando la mayor parte del film sobre raccontos de la infancia de Jack. Recurrirá al uso de flashes oníricos, herramienta que utilizará para redimir al protagonista con su pasado. La fotografía estará planteada inteligentemente, abordará el pasado con una paleta de colores cálidos que ayudaran a resaltar aquel cobijo inicial del hogar, aquel amor incondicional de su madre, de sus hermanos, de su padre, muy a su manera. Al ir al presente, la paleta será otra, la arquitectura de los escenarios serán otros. Ya no estará más aquella naturaleza desbordante, aquellos árboles frondosos costeando las orillas de algún rio refrescante. 


Ahora la paleta será fría, la arquitectura compleja en su diseño. Serán espacios grandes, de techos altos, lo que ayudara a remarcar la soledad experimentada por el protagonista. Todo ahondara en sus dudas existenciales. Tendremos grandes actuaciones en la pantalla, grandes actores entregándolo todo, poniéndole el cuerpo y la voz a preguntas y afirmaciones tales como ¿Dónde estaba dios en aquel momento? O aquel gemido doliente en donde Johnny asegura: padre, madre, siempre lucharan en mí, siempre lo harán. Ella nos dirá en algún momento: al menos que ames, tu vida pasara muy rápido… y en aquel amor tal vez este la clave de nuestro personaje, en la vida perdida por la búsqueda de la aceptación paterna, en la ternura infinita de ella que no estará para siempre, en el reloj que finalmente se lo comerá todo. Allí quizás la esencia de aquella angustia. El volverá a la naturaleza para reencontrarse con sus demonios. Partirá de su sitio para emprender un viaje redentor. Las olas golpearan en aquella tarde y será aquel el punto en donde al fin, lo entienda todo. Se abrazará a sus fantasmas calmando aquel dolor por un instante, y mientras tanto, juntos verán el sol morir a lo lejos… y no parecerá importarles.-

Lucas Itze.-

Canción post impresiones


Y en la ternura del agua que corre
te recuerdo en la llegada de unos trenes,
sales de los mares, curvas de los puertos,
con mujeres descalzas en el verde.
Voy hacia el fuego como la mariposa,
y no hay rima que rime con vivir...



UNIVERSO MALICK


Nacido en Texas en 1943, estudió filosofía en Harvard y Oxford, luego trabajó como periodista y terminó eligiendo el cine, donde hizo un master de Bellas Artes en el American Film Institute. A principios de los 70 escribió algunos guiones, entre ellos el primer largo de su compañero de Instituto, Jack Nicholson, pero no figuró oficialmente.
Su primer film fue en 1973, cuando dirigió a Martin Sheen y Sissy Spacek en Badlands, la historia de dos adolescentes que protagonizan un accidente mortal y se convierten en fugitivos. Malick retrata un país a la deriva, en la búsqueda de la propia identidad, oscilante entre sus mitos derruidos del pasado y un futuro sombrío. Ganadora del premio a Mejor película en San Sebastián.


En 1978 dirige Days of Heaven (Días de Cielo), la historia de dos amantes que se hacen pasar por hermanos al llegar a unos campos de trigo para poder trabajar. Malick ahonda en su estilo con esta tragedia, al mismo tiempo que se alejaba por completo de los cánones comerciales. Parte de la crítica alabó su pericia y coraje. Nominada a la Palma de Oro en Cannes, ganó el premio al mejor director. También fue nominado para el Globo de Oro, y varios festivales más.


Luego desestimó dirigir El Hombre elefante, film que terminó siendo dirigido por David Lynch. Se fue a vivir a Francia y daba clases de literatura inglesa, mientras se alejaba del cine cada vez más.
Cuando ya nadie lo recordaba, reapareció 20 años después para filmar el drama bélico La delgada línea roja, centrada en la Segunda Guerra Mundial y basada en la batalla de Guadalcanal. Un reparto de actores que tenía entre sus filas a Sean Penn, Jim Caviezel, Nick Nolte, John Cusack, Adrien Brody,Woody Harrelson,  John Travolta, Jared Leto y George Clooney, entre los más reconocidos. La película fue nominada a 7 Premios Óscar pero no obtuvo ninguno de ellos. En 2010, la compañía Criterion, sacó al mercado una edición especial con material de archivo inédito y escenas eliminadas que no fueron incluidas en el montaje final. Estas escenas son incluidas en un montaje nuevo (hecho por Terrence Malick) y aparecen actores que se quedaron fuera como Mickey Rourke, Martin Sheen, Lukas Haas, Jason Patric, Bill Pullman, Gary Oldman, Viggo Mortensen y la voz en off de narrador de Billy Bob Thornton. Esta edición solo está disponible en Estados Unidos.


En 2005 filma El nuevo mundo, una versión de la aventura épica sobre el enfrentamiento de dos culturas durante la fundación de la colonia de Jamestown (Virginia) en 1607. Inspirada en la leyenda de John Smith y Pocahontas, un ambicioso colonizador y una apasionada nativa de alto linaje que se encuentran divididos entre sus deberes y sus sentimientos.
Luego llega El árbol de la vida en 2011 y un año después nos entrega To The Wonder, un drama romántico donde dos personas se encuentran en una isla, y luego se van a vivir juntos a Estados Unidos, todo empieza a cambiar cuando aparece nuevamente una vieja amiga de la infancia de él… Con Ben Affleck, Olga Kurylenko y Rachel McAdams.
La semana pasada se estrenó en EEUU su film Knight of Cups, Un guionista, Rick (Christian Bale) ― residente en Los Ángeles trata de encontrar sentido a su vida. Rick es un esclavo del sistema de Hollywood. Es adicto al éxito, pero al mismo tiempo se desespera por el vacío en su vida. Está en casa, se encuentra en un mundo de ilusiones, pero a la vez persigue una vida real. Igual que la carta de tarot que da nombre al título, Rick es aburrido y necesita un estímulo del exterior. Pero el «rey de copas» es también un artista, un romántico y un aventurero. Por eso decide ir a Oriente para buscar su propio camino. Otra vez un reparto de estrellas dice presente, entre los que se destacan Christian Bale, Cate Blanchett, Natalie Portman,  y Antonio Banderas.
Para 2016 se esperan, además, dos films más: Weightless, con Ryan Gosling, Christian Bale, Cate Blanchett, Michael Fassbender, Rooney Mara, Natalie Portman, Benicio del Toro, Val Kilmer y Holly Hunter.  Trata de dos triángulos amorosos interrelacionados. Obsesión y traición en el mundo musical de Austin, Texas.
Y después Voyage of Time, documental existencialista sobre la naturaleza, narrado por Brad Pitt y Emma Thompson y rodado para cines IMAX. Según apunta uno de los productores del documental, Bill Pohlad, en la película podremos ver: "Imágenes de medusas, embriones de cocodrilo, nebulosas, un enorme cañón en Utah y Ganímedes, la luna de Júpiter".
Como vimos, la obra de este director se centra en la descripción de la belleza de la naturaleza en clara oposición a la ambición y la crueldad del hombre. Ha narrado algunos de los episodios más oscuros de la historia de su país, como la Segunda Guerra Mundial o la destrucción de la cultura nativa norteamericana. Es conocido también por sus escasísimas apariciones públicas, y por la dificultad en encontrar alguna fotografía suya. En sus contratos como realizador, una cláusula le redime de protagonizar cualquier material gráfico. Además, poco se sabe de la vida de Malick, salvo por su actividad cinematográfica. Así lo ha querido él, pues es el único cineasta estadounidense en activo que nunca concede entrevistas.

A esta edad es cuando comienzan
a seducirnos las sombras,
una noche de tragedia
y están vencidas las drogas..
Ningún invierno empieza
hasta que no seas vos
quien dé por apagado el sol...


Hasta la semana que viene



FICHA TÉCNICA

Título original: The Tree of Life
Año: 2011
Duración: 133 min.
País: Estados Unidos
Director: Terrence Malick
Guión: Terrence Malick
Música: Alexandre Desplat
Fotografía: Emmanuel Lubezki
Reparto: Brad Pitt, Jessica Chastain, Hunter McCracken, Sean Penn, Laramie Eppler, Tye Sheridan, Fiona Shaw, Crystal Mantecon, Pell James, Joanna Going, Irene Bedard, Kari Matchett, Will Wallace, Michael Showers, Kimberly Whalen

SINOPSIS


Estados Unidos, años 50. Jack (Hunter McCracken) es un niño que vive con sus hermanos y sus padres. Mientras que su madre (Jessica Chastain) encarna el amor y la ternura, su padre (Brad Pitt) representa la severidad, pues la cree necesaria para enseñarle al niño a enfrentarse a un mundo hostil. Ese proceso de formación se extiende desde la niñez hasta la edad adulta. Es entonces cuando Jack (Sean Penn) evoca los momentos trascendentes de su infancia y trata de comprender qué influencia tuvieron sobre él y hasta qué punto determinaron su vida.

jueves, 17 de marzo de 2016

LA DICTADURA PERFECTA


EDITORIAL

¡Extra! ¡Extra! ¡Llegó el cambio señores y señoras! Cuidemos bien nuestras ropas. Vigilemos celosamente los agujeritos de aquel viejo pantalón y el de las medias que mañana recibirán el peso de nuestros pasos acelerados y protestantes.
“Por suerte llevo guardadas en mi Facebook las fotos de aquellas cenas que sabían a libertad. Nos juntaremos en familia a recordar y llenaremos nuestras panzas de recuerdos y será reconfortante. Tanto como nuestra casita de 15Mts cuadrados. Este hogar que está de moda y es tendencia por sus características acogedoras, según nos cuentan las notas periodísticas de hoy”.
Y será la verdad. Porque al parecer, aquella verdad tan buscada y soñada quedo en manos de una marioneta oligarca. Tan básica e inútil que llegó prometiendo futuro y lo único que sabe usar de esta nave es la marcha atrás. Sus discursos y métodos huelen a humedad del siglo pasado. ¿Ah, no me creen? Bueno, les propongo un pequeño juego: Voy citar, a continuación, una frase y adivinarán quien la utilizo… “Ha terminado el sistema de ocultación de la verdad; el país tiene que conocerla por más que sea cruda y penosa. Diez años de irresponsabilidad y corrupción nos han llevado a la situación más desastrosa de nuestra historia económica. El país se ha empeñado en hacer lo que nadie puede cumplir impulsado por una tremenda insensatez; ha tratado de consumir más de lo que producía y así, ha gastado sus reservas monetarias…”


Quizás estén pensando en lo pasado en el Congreso este último 1ro de Marzo y las palabras de nuestro nuevo presidente, pero no… Estas palabras son modelo 1955 y fueron lanzadas por un Eduardo Lonardi en su asunción a la presidencia de facto tras el derrocamiento de Perón.
Nos están mintiendo en la cara señores. Y toda su basura está siendo tapada por la gran alfombra de los medios de comunicación que, a esta altura, representa, para un poco menos de la mitad de este bendito país, a la idea asesina de la civilización. El mundo cambia señores y señoras, pero todo confirma que nosotros seguimos siendo los mismos idiotas de siempre. El poder de la comunicación nuevamente se aprovecha de la estupidez colectiva. No pudieron por medio de las armas. Ese método, gracias a 30 mil almas que hoy recordamos con mucho respeto, quedó obsoleto. La democracia es algo que ya no se discute, aunque las medidas que estos personajes vienen a imponer son suficientes para que podamos afirmar y decir que esta vez lograron una dictadura perfecta.

Alan Beneitez.-

Canción elegida para la editorial



IMPRESIONES SOBRE LA DICTADURA PERFECTA


Navegar por las corrientes de la ética y la moral debería ser propiedad primaria de cualquier individuo. En ámbitos profesionales, tales como el periodismo, esos adjetivos adquieren una importancia vital. En este mundo repleto de redes sociales que nos atrapan como una maraña de cables, encontramos absolutamente todo tipo de historias. El chequear, hoy por hoy, está olvidado. La fuente, una de las cosas más importantes de la profesión, casi nunca existe. El poder de los medios de comunicación ha sido clave en la opinión pública desde hace siglos. Como dijo una vez el filósofo Noam Chomsky: El poder de los medios masivos… no es tanto informar y reportar lo que sucede, sino más bien dar forma a la opinión pública de acuerdo a las agendas del poder corporativo dominante… O quizás como dijo Joseph Göebbels, el ministro de propaganda de Hitler: Una mentira repetida adecuadamente mil veces, se convierte en una realidad. Y, hoy por hoy, nos encontramos en un mundo donde los medios masivos marcan la agenda del día, pero lo más preocupante, es que la ética y la moral han sido olvidadas…
Haciendo una denuncia encubierta en forma de sátira, el director mexicano Luis Estrada, nos demuestra el poder de una cadena de televisión, para que un gobernador corrupto llegue a la presidencia de la Nación, algo no tan ajeno a los tiempos que vivimos en el país. Sin nombrarlos, hace foco en la mayor cadena de televisión del país azteca, Televisa, que desde hace años está en el ojo de la tormenta por los constantes arreglos con los políticos de turno. Esta temática sobre los medios, ya ha sido tratada en Wag the Dog (Mentiras que matan), ese extraordinario film de Barry Levinson con Robert De Niro y Dustin Hoffman, donde un asesor del presidente contrata a un productor de cine, para inventar una guerra en un país subdesarrollado, que evite hablar sobre un abuso sexual del mandatario.


En este caso, el guión escrito por Estrada y Jaime Sampietro, nos llevará por una construcción lineal, que irá sentando las bases del relato. Una fotografía bastante más que adecuada, mejor sobre todo en los escenarios naturales a cargo de Javier Aguirresarobe, nos demuestra porque este español ha trabajado con grandes cineastas como Víctor Erice (El sol del membrillo), Woody Allen, Pedro Almodóvar y Milos Forman, entre otros…
El film empieza parodiando al antiguo mandamás mexicano Vicente Fox con la poco afortunada frase: Los mexicanos hacen el trabajo que ya ni los negros quieren hacer… A partir de esa frase, en este siglo XXI repleto de redes sociales, se expande a través de memes por todo el mundo. Para evitar males mayores, el presidente pide a la televisora TV MX que desvíe la atención del público, que se logra mostrando un video de un acto de corrupción del gobernador Carmelo Vargas, alguien que luego, para limpiar su imagen, negociará también con la televisión…
A lo largo del film descubriremos un gran grupo de actores dándoles vida a diferentes personajes, pero sin dudas, el gobernador interpretado por Damián Alcázar, se lleva todos los aplausos por la composición de un personaje indescriptible.


El film nos mostrará lo bajo que puede caer una persona en busca de su salvación personal, como el personaje de Carlos, el productor del noticiero, alguien que no tiene empacho alguno en arreglar entrevistas con padres desesperados por el secuestro de sus hijas, sólo importándole un punto más de rating al final del día y sobre todo, la buena cara del Gobernador.
Al ser una sátira, el film no ahonda demasiado en escarbar las relaciones que llevan a los medios a influir directamente en las decisiones de un país, pero si logra demostrar cómo se tejen informaciones para captar la opinión, y muchas de las cosas que aparecen, son hechos vinculados a la realidad mexicana.
Está en nosotros, informarnos para llegar a la verdad, no comprar todo lo que se ve en las noticias para tratar de emparejar una lucha tan desigual como es la pelea con los medios de comunicación. En una época donde la tecnología juega un papel fundamental para encontrar cual es la realidad, el objetivo nuestro es utilizarlo. Desde lo más profundo, levanto mi copa ansiando que alguna vez, esta profesión que he elegido, deje de lado los intereses comerciales y se centre en la ética y la moral, pero sobre todo, en la verdad y la justicia. Quizás, cuando entendamos esto, no tendremos como única opción la de derrotar y terminar sacándole la careta al cuarto poder…

Marcelo De Nicola.-

Canción post impresiones


¡Divina TV Führer mi amor!
(Donde quiera que vaya, Eveready estará...)
Seré promovido para Navidad
¿cómo no se nos ocurrió?


UNIVERSO ESTRADA


Nacido en México en 1962, fue a través de su padre José “El Perro” Estrada, un director de cine mexicano, por el cual se interesó por el cine.
Empezó a estudiar la carrera de cine en la UNAM, pero no la terminó. Eso no dinamitó su carrera y en 1984 dirige su primer corto, titulado La divina Lola, donde una gitana advierte a un payaso su pobre futuro.
En 1989 dirige su primer largo Camino largo a Tijuana, la historia de Juan un vagabundo que vive en un desarmadero pero sueña con ir a Tijuana a ver a su hija. Un día aparece Lila, una joven drogadicta que es perseguida por dos traficantes. Cuando ella es capturada, Juan intentará salvarla, aunque le pueda costar su propia vida.
Empieza a ser más reconocido gracias al film Bandidos de 1991, ambientado en la revolución de 1913, donde Luis, un niño que vive en un internado es perseguido por unos forajidos que destruyen el internado siendo el único sobreviviente. Allí se une a una pandilla para tomar venganza.
En 1993 sale Ámbar, un film de fantasía donde el protagonista recuerda su niñez junto a unos cazadores que iban en busca de una piedra preciosa y a lo largo de la aventura se encontraban con diversos personajes.
Llega al estrellato en su país luego de dirigir la sátira política La ley de Herodes, ambientada en 1949, durante la presidencia de Miguel Aleman, donde un corrupto alcalde es decapitado por los indígenas, entonces para no manchar la carrera política del presidente, buscan un nuevo alcalde, y encuentran en un inútil e inofensivo miembro del partido, al candidato perfecto… El film fue censurado o cortado en el momento de su estreno.


Otra vez se mete en la política en el film Un mundo maravilloso de 2006, cuando Juan Pérez, el más pobre de los pobres, amenaza con suicidarse tirándose de un edificio como modo de protesta por su condición social. Para evitarlo, el Ministro de Economía, decide regalarle una casa, un auto y un trabajo. A ver esto, los amigos pobres de Pérez empiezan a imitarlo, entonces el Ministro decide declarar a la pobreza como un delito, y así terminar con los pobres del país…
En 2010 logra otra excelente sátira con el film El Narco, cuando durante las fiestas del Bicentenario, Benjamín García es expulsado de los Estados Unidos y tiene que volver a su pueblo, que vive una crisis desoladora. Para salvar a su familia, se introduce en el mundo del narcotráfico. Otro film que intentó ser censurado en su país.


Su última película, La dictadura perfecta, intenta desenmascarar los negocios de la televisión. Hoy en día, Estrada es uno de los más importantes directores de cine del país del Norte.

Esta es tierra muerta
tierra de cactus
si ves bien son todas
imágenes depiedra
pero vos no ves
porque no hay ojos acá
es un valle hueco
y nosotros somos
los hombres huecos.


Hasta la semana que viene



FICHA TÉCNICA

Título original: La dictadura perfecta
Año: 2014
Duración: 143 min.
País: México
Director: Luis Estrada
Guión: Luis Estrada, Jaime Sampietro
Fotografía: Javier Aguirresarobe
Reparto: Damián Alcázar, Alfonso Herrera, Osvaldo Benavides, Joaquín Cosío, Tony Dalton, Silvia Navarro, Sergio Mayer, Saúl Lizaso, Flavio Medina, Salvador Sánchez, Enrique Arreola, Arath de la Torre, Noé Hernández, Dagoberto Gama, María Rojo, Sonia Couoh, Luis Fernando Peña, Gustavo Sánchez Parra, Hernán Mendoza.

SINOPSIS



Tras un error cometido por el presidente de la república, una televisora intenta desviar la atención de su error revelando un video que involucra crímenes del Gobernador Carmelo Vargas. Posteriormente el gobernador decide negociar con la televisora para cambiar su imagen y convertirlo en una estrella política.

jueves, 10 de marzo de 2016

DÍAS SALVAJES - DAYS OF BEING WILD


EDITORIAL

N. tiene 19 años. Hace poco pasó esa parte que debería ser hermosa: la adolescencia. La suya fue muy distinta. Los recuerdos de la niñez, en tanto, son simples bocetos en color gris, mezclados con negro y rojo. N. siempre sintió que no nació, sino que apareció en el mundo como si hubiera sido una falsa obra de algún brujo ya sin poderes. Aprendió a caminar entre olores de licores baratos y cigarros vencidos. Quizás, ese tóxico humo lo envolvía para llevarlo a sueños un poco más ajenos, pero más reales. El mundo, aún estaba muy lejos de lo que él veía en ese pequeño televisor en blanco y negro, que escupía absurdas telenovelas a la tarde, y vacíos personajes de plástico por las noches.
Sus primeros pasos tardaron en llegar, y la soledad era siempre la opción más rentable tras esas cortinas metálicas. En esos primeros años, dibujó sonrisas, apiló sueños y desnudó tristezas. 


Sus compinches de ocasión, aparecían y desaparecían como el bello arco iris que sale tras un típico chaparrón veraniego. Sus nombres, irían olvidándose con el paso del tiempo, tras los primeros cambios de barrio. Su primer día escolar, reunió muchas de las razones por la cual N. se sentía olvidado. Su nula historia familiar, sumada a su pobre escritura, hizo que sea un chiste fácil para la mayoría de sus compañeros. Si… el no dudó en afirmar que no sabía quiénes eran sus padres y que creció entre aromas de vino blanco y atados de cigarrillos. Para las autoridades, la mejor forma de ayudarlo, fue enviarlo a un reformatorio, porque se excusaron en la mísera compasión, aduciendo que no iba a poder alcanzar el nivel de los demás.
En los cinco años que estuvo ahí dentro, N. aprendió muchas cosas, pero sobre todo, a no confiar ni en el movimiento de su sombra. Fue una tarde de agosto, con una lluvia y temperatura que hostigaban hasta el más valiente, cuando se acercó uno de los jerarcas del lugar, y lo reunió con otros tres futuros colegas. Después de tres años de encierro, N iba a salir a la calle. 


La felicidad irrumpió en su cara como cuando el destino gambetea a la muerte. Sentía excitación por estar por primera vez subido a un auto, o mejor dicho, a una camioneta. Los tres que acompañaban a él y al chofer ya habían pasado por eso, así que se los veía tranquilos. De repente, el chofer frenó en una calle oscura. Sacó de una bolsa un par de armas y se puso a explicar el próximo paso. La inocencia estaba salteando etapas imperdonables, para meterse de lleno en el subterfugio más marginal de la decadencia. Lo que ellos no se animaban, tenía que ser hecho por N. y compañía, como si fuera un cruel juego de niños. Los chicos salieron y cumplieron con lo que debían hacer. No fue necesario usar esos pequeños pedazos de cromo para terminar con lo planeado. El debut de N. fue tan soñado que se ganó el derecho a comer un postre por una semana. Esa noche N. pensó. Pensó en los chicos del barrio. Pensó en esas habitaciones oscuras. Pensó en su madre. ¿Existiría su madre en algún punto del universo? ¿Recordaría su cuerpo tibio y sus primeros llantos? ¿O también le habrán robado la vida como hicieron con él?...


Dos años más duró esa supervivencia ahí dentro. Todavía recuerda el llanto desgarrador del Chipi, aquel pequeño con ojos color miel, después de que una de las salidas salga mal. El rojo que envolvía el cuerpo de la pequeña criatura no entraba en la razón de N., y ese día le hizo un click en la cabeza. Tenía doce años cuando en lugar de bajarse rápidamente con los otros, le apuntó directamente al chofer para que lo lleve hasta un puente que aparecía a lo lejos como en las películas. Una vez que bajó, empezó a caminar bajo la oscuridad, deseando encontrar alguna luz de esperanza para su nueva vida.
Luego de esa caminata de un par de horas, encontró refugio bajo un techo que servía de reparo para la lluvia. Se despertó nuevamente de noche, cuando un señor gordo y con un traje bastante extraño para su voluptuoso cuerpo, lo "acarició" con la suela de su zapato. Junto a él, dos morochas exuberantes lo miraban con cariño, algo que el casi ya había olvidado. Entró junto a ellos y le dieron algo de comer. Sus ojos se desorbitaban viendo mujerzuelas con poca ropa que bailaban al ritmo de los billetes que sobrevolaban sus cuerpos.


N. encontró en ese antiguo cabaret, una pizca de alegría. Sintió por primera vez la posibilidad de no ser invisible. Era el encargado de ordenar las sillas y ayudar a los mozos en lo que necesitaban, a cambio de tener un lugar para dormir por las noches. Sus primeras monedas le sirvieron de sueldo para comprarse un par de zapatillas y alguna que otra remera. Quería que Lucy, la jovencita más mimada del lugar, la chica color dorado, que emanaba perfume de alegría en su mirada, ya no lo viera como un niño. Cada vez que ella llegaba, el corazón se le volvía un volcán de fuego a punto de erupcionar, pero también, ese fuego era apagado por bloques de hielo cuando ella se iba con los clientes de turno. Entre bambalinas, Lucy le había hecho una promesa, cuando cumpla quince años, ella, que acusaba 19 aunque parecían menos, iba a ser su regalo de cumpleaños.
El día tan ansiado finalmente llegó. El ardor de su cuerpo apretándose contra los dulces pechos de ella los convirtió en un todo. N. sintió que había llegado a su meta más importante. Los días posteriores no mecharon la relación, pero eso debía mantenerse en secreto ante los dueños del lugar. 


En ese mundo de drogas y alcohol se sintió importante. Probó muchas cosas, pero pudo salir con vida de otras. Pero todavía tenía una espina clavada en el corazón que debía ser quitada para siempre. Cuando cumplió los 18, N. saludó con un beso a Lucy, se abrazó con la demás chicas que lo querían como su hijo y decidió ir en busca de su futuro, pero sobre todo, de su pasado. Prometió volver. Empezó una interminable recorrida por hospitales primero, y luego instituciones, reformatorios y hasta cárceles, ya que los diferentes trámites y análisis le dieron alguna proporción del nombre de la mujer que buscaba. Descubrió que se llamaba Eva y que había venido desde el mal llamado interior del país en busca de un futuro mejor para sus hijos. Descubrió que entonces no estaba sólo en este mundo, pero que iba a ser difícil acercarse a la verdad. Once fueron los meses que pasaron para encontrar las respuestas. Anotó los datos y la dirección de esa mujer que lo había abandonado antes de nacer, para encontrarse cara a cara diecinueve años después. Llegó al lugar, y con más miedos que certezas apretó suavemente el botón del timbre. Una chica de unos veinte años lo invitó a pasar, le contó que era una de las tres hijas de Eva, N. quería abrazarla con toda su fuerza, pero su cuerpo permanecía inmóvil. En ese lapso, se enteró que la hija mayor había muerto por una rara enfermedad, mientras que la más chica trabajaba con ella. 


De repente, un silencio envolvió el hogar y sólo se escuchó el ruido de la llave abriendo la cerradura. Cuando Eva entró, le salió del alma una sonrisa al ver a N. sentado en su casa, los ojos de N. se humedecieron inesperadamente. Eva, era, sin duda alguna, la mujer más importante del cabaret que él conocía como la palma de su mano. Un segundo después, el mundo se paralizó, cuando atrás de Eva apareció el hermoso rostro de Lucy, su hija menor. N. se quedó sin palabras, todo lo que había soñado por tantos años se derrumbó en un segundo... Eva lo había abandonado en la puerta de un hospital porque no iba a poder criarlo dignamente, según los datos que había reunido. El prefirió guardarse su verdad, y contó que había averiguado la dirección para pasar a saludarlas, porque iba a ser un viaje muy largo. Después de un pequeño abrazo de despedida, empezó otra vez esa larga caminata hacia el puente, allí en el lugar donde había dejado de ser invisible. Como siempre que algo se apaga, la lluvia decoraba la foto, entonces caminó por las orillas del puente, mientras el río esperaba con los brazos abiertos semejante bocado de inocencia. En unos segundos, pasaron los olores de licores, cigarros, chicos sangrando, bailes exóticos, y besos de placer, hasta recordar no sin un aroma dulzón, lo que le dejaron aquellas huellas que machacaron una y otra vez, esos malditos días salvajes.


Marcelo De Nicola.-

Canción post editorial



IMPRESIONES PARA DÍAS SALVAJES


Hace algunos años, en este mismo foro, pero en unas circunstancias completamente diferentes, uno de los personajes de los que hoy conforman esta casa, tal vez uno de los más admirado por este grupo, escabullía en su discurso un interrogante que sabría traspasar el hecho audiovisual y de esa manera lograr un cambio en nuestra forma de percibir al mundo, en nuestra forma de sentirlo. Tal vez aquel fue el hecho que lo convirtió en un amigo inseparable para todos nosotros. Quizás, por aquel discurso todavía levantamos la copa y brindamos a la distancia cuando reconocemos a Santa en la mirada disconforme de cualquiera que se siente a nuestra mesa, o mejor aún, cuando descubrimos algunas de sus palabras, de sus huellas, en cualquiera de nuestros discursos borrachos de pasiones truncas. Santa, ese tipo que conocimos un lunes y al sol, se preguntaba desde el cobijo del bar, con la copa en la mano y un corazón por garganta, cuanto valían 8000 pesetas, pero cuidado, no en euros, sino en pesetas. El abismo en aquella consulta era evidente. Su profundidad, por lo menos, llamativa. Entre esos dos signos interrogativos se oía el grito desesperante de la relatividad de lo que nos rodea, de lo lábil de ciertas certezas. Allí estaba viva aquella lucha entre lo evidente y lo percibido, entre el valor y el precio. 


Allí estaba la duda, destruyendo pero para construir, logrando así la gran aventura, aquel barco de velas rojas que nos prometimos hace tanto tiempo. Hoy, inmersos en otra circunstancia, la pregunta es distinta aunque parecida. Hoy, gracias a otro amigo, Wong Kar Wai, logramos preguntarnos lo siguiente: ¿Cuánto vale un instante? ¿Cuál es el valor que le damos a aquello que los señores de la mesa de enfrente insisten en miden en minutos, segundos o encerrar bajo la frialdad de inescrupulosos almanaques? ¿Cuál es el valor de aquel instante en que nuestros ojos se cruzaron, de aquellos pocos segundos que se niegan a pasar luego de más de 11 años? ¿Cuál será el valor?, ¿con que reloj medir, aquel momento en que abrace a uno de mis hermanos y nos empapamos juntos en la alegría de festejar aquel sueño precioso que crecía y se abría paso en el vientre de aquella que un día decidió darle la mano? Como medir aquel instante singular en que su emoción fue también la mía. Aquellos momentos que se revelan a todas las normas y sueñan con ser años o mejor aún, sueñan con no morir jamás, de aquellos instantes se compone el poético relato cinematográfico de nuestro amigo llamado “Days of Being Wild”. El film contará con una propuesta fotográfica inteligentemente armada, aunque un tanto oscura, utilizando en varias secuencias, una paleta en gamas de verdes. Los encuadres serán sencillos, equilibrados y muchas veces poéticos. 


La estructura del relato será lineal y estará acompañada por el uso de voces en off, donde los personajes narraran sus sensaciones con cierta tonalidad literaria. Emergerá entonces, cierta bruma melancólica y densa, asistiremos sin ningún aviso a un instante poético que probablemente nos haga pensar en la escritura y en los recursos utilizados alguna vez por Marguerite Duras. Habrá algo de la nouvelle vague en la resolución de ciertas escenas, en las composiciones actorales, en la narración de ciertos planos. Days of bieng Wild será una película que narre el conflicto vivido por cuatro personajes ante la imposibilidad de ser amados. Ellos andarán por las desoladas calles heridos de muerte por aquel melancólico instante que un día, en un terrible descuido, les supo robar para siempre el amor. Allí andarán, padeciendo las ausencias, amando lo que fueron, a contratiempo del deseo, viviendo paralelamente en aquellos instantes que se niegan a morir. Tal vez la noche sea muy oscura y descubramos en alguna copa que las transversales jamás existieron. La soledad será infinita, pero habrá que seguir adelante. Después de todo, los que esta mesa ocupamos, moriremos en la certeza de preferir nuestras mentiras de amor antes de sucumbir ante la crueldad de aquel terrible monstruo al que todos llaman verdad.

Lucas Itze.-

Canción post impresiones


¿Cuánto dura una hora para vos?



UNIVERSO WONG KAR WAI


Nacido en China en 1958, emigró a Hong Kong a los 5 años de edad, por las dificultades para hablar el idioma cantones de su lugar adoptivo (él hablaba mandarín y dialectos de Shangai), iba con su madre al cine pasándose horas ahí dentro.
Empezó trabajando como guionista para la televisión, y después empezó una carrera junto a su amigo australiano Christopher Doyle, quien sería el director de fotografía de la mayoría de sus films, gracias a ese binomio, Kar Wai fue apodado “el poeta de la imagen”.
Su primer film fue en 1988, llamado El fluir de las lágrimas, donde la historia se centra en dos hermanos que están inmersos en el mundo de la mafia china.
Dos años después llegó Días salvajes, film con el que empezó a ser reconocido en diferentes partes del mundo.
En 1994 filma Ashes of Time, donde cuenta la historia de un armador de katanas en la antigua China, en un film de tono épico. El film ganó el premio a mejor fotografía en Venecia.
Ese mismo año llega uno de sus films más aclamados: Chungking Express, dos historias de amor en el pleno barrio turístico de Hong Kong. Un joven policía y una traficante de drogas por un lado. Un agente de policía y una camarera de un bar por el otro. Fue nominada a mejor película en varios festivales. Uno de los films preferidos de Quentin Tarantino.


Un año después filma la excelente Angeles caídos, un notable drama donde conviven un asesino a sueldo que quiere retirarse, una prostituta enamorada de el sin conocerlo, y un joven mudo que vive con su padre.
En 1997 estrena Felices juntos, la historia de Lai y Ho, dos jóvenes que vienen a Argentina en busca de una nueva vida, pero una vez en Buenos Aires, los caminos se separan, y Lai, que trabaja de portero de un bar, quiere volver a Hong Kong, cuando su antiguo amante Ho, aparece, la cosas ya no son iguales. El film ganó el premio al mejor director en Cannes.


El 2000 llega con una catarata de premios gracias al film Con ánimo de Amar, la historia de Chow, un redactor de un diario local que se muda a un edificio donde conocerá a Li Zhen, quien se acaba de ir a vivir con su esposo. Ellos se volverán cada vez más amigos, pero pronto descubrirán algo inesperado de sus respectivos cónyuges. Es la segunda parte de la trilogía iniciada en Días salvajes. El film consiguió el premio a mejor película extranjera en los Bafta ingleses, los César franceses, y en el Círculo de Críticos de Nueva York.
Participa del film Eros, una película dividida en tres episodios sobre el erotismo, la sensualidad y el amor. Junto a Steven Soderbergh y Michelangello Antonioni. Su segmento se tituló La Mano.
En 2004 cierra la trilogía iniciada en 1991 con el film 2046, sobre un escritor que escribía sobre el futuro, aunque en realidad estaba escribiendo sobre el pasado. Para muchos, la obra maestra del cineasta.


Llega a Hollywood en 2007 cuando estrena My Blueberry Nights, la historia de una jóven que realiza un viaje espiritual por América y a lo largo de la Ruta 66 se encontrará con diversos personajes. Nominada a la Palma de Oro en Cannes.


El último largo que ha filmado fue The Grandmaster en 2013, la historia de Ip Man, el mítico maestro de kung fu japonés (y maestro de Bruce Lee) y la bella Gong (la gran luchadora del país en ese momento) y su importancia en la civilización china, en la previa de la invasión japonesa de 1936.
Sin dudas, esperamos más poesías visuales e historias de amor como sólo Wong Kar Wai sabe contarlas…

¿Qué pasa en tu nube hoy?


Cuando te busco no estás, cuando te encuentro te vas...



FICHA TÉCNICA

Título original: Ah fei zing zyun (Days of Being Wild)
Año: 1990
Duración: 95 min.
País: Hong Kong
Director: Wong Kar-Wai
Guión: Wong Kar-Wai
Música: Terry Chan
Fotografía: Christopher Doyle
Reparto: Leslie Cheung, Andy Lau, Maggie Cheung, Carina Lau, Jacky Cheung, Tony Leung Chiu Wai, Alicia Alonzo, Ling-Hung Ling, Rebecca Pan, Mei-Mei Hung

SINOPSIS


Hong Kong, años 60. Yuddy, un joven atractivo y seductor, descubre que la ex-prostituta alcohólica que le ha criado no es su verdadera madre y que además se niega a revelar la identidad de ésta. Esto provoca en Yuddy serios conflictos emocionales que le llevan a forzar a dos mujeres a luchar por su amor...