Todos los jueves de 21 a 22 hs.

Todos los jueves de 21 a 22 hs.

jueves, 21 de abril de 2016

SNATCH


EDITORIAL

Tal vez ya lo hayas notado. O quizás, todavía no, pero su ausencia se hace cada vez más evidente. Opaca la cara del tipo que camina a tu lado, del viejo que espera para todo, del que maneja el colectivo que te escupirá como un esfínter maldito contra las puertas del currelo. Opaca, imperdonable, el brillo de los ojos de la mina que amas, pero también tiñe de oscuro las letras que forman estas palabras con la que intentamos contar el mundo. Nuestras borracheras, hoy son puñaladas, nuestras fotografías en blanco y negro y nuestros poemas son tan tristes que se niegan a empezar. La risa, mis queridos amigos, nos ha sido usurpada trágicamente. Repica su eco, tan a lo lejos, junto a ese otro botín desesperadamente añorado. Bajo aquella misma sombra, se alimentan del polvo la justicia social, la dignidad de los trabajadores, la cultura, la libertad de expresión, la mayoría de todos los derechos conquistados y la lista, llenándonos cada vez mas de tristeza y vergüenza, continúa. Detrás de todos aquellos derechos que nos construyen como sociedad, que nos dignifican y mejoran nuestra calidad de vida, vimos pasar la risa entre cadenas y quejidos. La vimos partir llevándose consigo, el verdadero significado del sol. Hoy, tal vez en su honor, o por nostalgia, ensayamos está débil mueca que solo sabe arder como una chispa que se muere veloz abrazada por la oscuridad infinita de la noche. Tal vez, con alguna suerte, en algún momento del día, logremos apartar la oscuridad de aquel velo para instalar, breve como un relámpago, una tímida sonrisa (pura pólvora mojada) para luego seguir nuestro camino bajo la grisácea sombra de nuestros pasos. Será aquel instante perdido en el tiempo una enseñanza antropológica. Sentiremos en aquel ruido gutural, por más breve que sea, la canción de la tierra, el llamado de nuestra historia, aquella memoria de libertad que hará de todas estas pérdidas una causa.-

Lucas Itze

Canción post editorial





IMPRESIONES SOBRE SNATCH. CERDOS Y DIAMANTES


La violencia está inmersa en la sociedad, aceptémoslo. El pez grande intentará, por todos los medio posibles, devorar al más chico. La vida no vale nada, ni siquiera los 50 mil dólares de una persona dispuesta a ejecutar a otra por la simple necesidad de venganza. Lo vemos en todos los medios, que se regodean mientras agitan discursos de cambio, dialogo e igualdad. Que son partícipes necesario de situaciones que nos pasan por al lado todos los días. Es entonces cuando el miedo se ríe a carcajadas de todos nosotros, esas mismas risas que nos deja nuestro amigo Guy Ritchie, en el logrado y dinámico film Snatch. El director británico es un experto en llevar las situaciones al límite en clave de comedia negra, como nos había demostrado dos años antes en su ópera prima Juegos, trampas y dos armas humeantes. Esta vez el motivo es un diamante muy codiciado…


El film empezará con la narración de Turkish, quien con la voz en off nos irá guiando en diferentes momentos del relato. Luego nos enteraremos que ese… es el final… Ya en los créditos iremos notando que va a ver que prestar mucha atención, al ver un plano secuencia de televisores que van mostrando como un grupo de judíos entra a un edificio. Luego, la presentación de personajes hace que uno enseguida se vaya familiarizando con ellos, en un montaje realmente extraordinario. Y es ahí donde está el sello del director, el ritmo de la película sumado a la banda sonora perfectamente encastrada, y el gran accionar de los actores para que todo fluya con la velocidad de un videoclip, (aunque también utilice el slow-motion para algunas situaciones en especial) pero sin perderse ni un segundo de lo que pasa.


A partir de ahí, la estructura será lineal, con algunas excepciones de unos pequeños flashbacks para recordar algunas cosas de los protagonistas, como es el caso de la historia de Frankie Four Fingers y las apuestas. A medida que van apareciendo los personajes nos trasladaremos con ellos desde Amberes a los barrios bajos de Londres, con una pequeña escala en Nueva York. La historia cuenta dos tramas que se irán uniendo a lo largo del film: la de Turkish, promotor de boxeo que tiene que arreglar una pelea para apuestas para el mafioso llamado Brick Top, y por otro el diamante que lleva en su maletín Frankie, que es buscado por diferentes ladrones: expertos y de los no tanto…
Un reparto coral hará las delicias con muy buenos personajes, donde todos cumplen su papel de forma eficiente, destacándose la insuperable actuación de Brad Pitt, como Mickey, un gitano al que se le entiende la mitad de lo que dice y es experto en arruinar apuestas. Cabe destacar también al ex futbolista Vinnie Jones, casi haciendo el papel de él mismo, y al conjunto de mafiosos que lo rodean.


La fotografía es otro gran logro, porque no siempre resulta sencillo cuando hay tantos movimientos de imagen, pero sin dudas, una de los máximos aciertos es la banda musical, que al estilo Tarantino, converge de manera directa con la historia que se lleva a cabo. Oasis, Massive Attack y hasta la ex esposa del director, Madonna, en una de las mejores escenas del film, forman parte del soundtrack principal.
El montaje, como dijimos antes, cumple un papel fundamental, y uno de los grandes ejemplos es cuando paralelamente van pasando dos situaciones de escape: la liebre tratando de huir de los perros, y Tyrone, uno de los torpes ladrones, tratando de hacerlo de los mafiosos, con las imágenes que se van superponiendo de forma excelente.
Por su parte, el guión no tendrá una gran historia, pero lo equilibrará con unos diálogos que no serán fáciles de olvidar, y una catarata de escenas francamente inolvidables, que hacen que el final llegue de golpe, como si fuera una trompada de Mickey.
Será difícil imaginar que esas risas que nos transporta durante el metraje del film las podamos trasladar a la vida real, pero siempre trataremos de encontrar a ese perro, que nos cuide los diamantes, hasta que nos toque gritar basta para mi…

Marcelo De Nicola.-

Canción post impresiones




UNIVERSO RITCHIE


El inglés nacido en 1968, arrancó con un corto en 1995 llamado The Hart Case, que dura veinte minutos. Ese fue el puntapié inicial para su debut fue en 1998 con Juegos, trampas y dos armas humeantes, donde las apuestas y la magia se conjugan para complicar la vida de cuatro amigos. El film fue el debut del ex jugador galés Vinnie Jones y lanza a la fama a Jason Statham. Tuvo nominaciones a mejor película y mejor montaje en los Bafta británicos.


Con ellos dos, más un reparto coral con estrellas de la talla de Brad Pitt y Benicio del Toro filmó Snatch, una historia similar a su primer film, en la que para muchos, fue una especie de secuela. Recibió premios en festivales, tanto para el montaje como para las actuaciones de Pitt y Jones.
Dirigió un corto en 2001 para la marca BMW con su esposa Madonna y Clive Owen como protagonista titulado The Hire y un año después vuelve a trabajar con la Reina del Pop en el film Swept Away (Barridos por la marea), una remake sobre un marinero que se enamora de una mujer de alto poder adquisitivo. Tanto el film como la protagonista fueron destrozados por la crítica.
En 2007 vuelve a lo que mejor le sale: matones y apostadores en el film Revolver, nuevamente con Statham y Ray Liotta como coprotagonista.
Un año después, logra un gran éxito con Rocknrolla, nuevamente mafiosos, pero esta vez metidos en el campo de los negocios inmobiliarios ilegales. En cuanto a la crítica, tuvo recepción negativa y positiva.
En 2009 se encarga de la dirección de un clásico como Sherlock Holmes y sale muy bien parado, ya que el film es un éxito de público y de crítica. Mucho tiene que ver las actuaciones del dúo protagonista: Robert Downey Jr, y Jude Law.


Dos años después llega la segunda parte que mantiene la intensidad de la primera.
El año pasado dirigió el film El agente de Cipol, basado en la serie estadounidense de los ´60, sobre la guerra fría, sobre dos agentes, uno de la CIA y otro de la KGB, que tienen que dejar las diferencias de lado y actuar en forma conjunta para terminar con una organización criminal.
Actualmente está trabajando en una nueva versión del Rey Arturo, con Charlie Hunnam y Jude Law.

La banda musical del film estuvo compuesta por importantes bandas y artistas, aquí les dejamos algunos temas del Soundtrack...

Massive Attack



The Stranglers



Madonna




FICHA TÉCNICA

Título original: Snatch
Año: 2000
Duración: 104 min.
País: Reino Unido
Director: Guy Ritchie
Guión: Guy Ritchie
Música: John Murphy
Fotografía: Tim Maurice-Jones
Reparto: Jason Statham, Stephen Graham, Brad Pitt, Alan Ford, Vinnie Jones, Rade Serbedzija, Dennis Farina, Benicio Del Toro, Mike Reid, Ade, Robbie Gee, Lennie James, Ewen Bremner, Jason Flemyng, Andy Beckwith

SINOPSIS

En los barrios bajos de Londres, dos historias paralelas se unen en muchos puntos diferentes: una búsqueda de un diamante robado y un combate de boxeo ilegal auspiciado por un gángster que quiere ganar a toda costa. Entre las dos historias, se encuentran los variopintos grupos de personajes: los ladrones que persiguen “la piedra”, los gitanos que quieren una caravana nueva y mejorada, los gángsters que quieren multiplicar beneficios, los promotores de boxeo que quieren ganar apuestas, etc. Todos ellos se entrelazan constantemente, pero casi nadie, saldrá bien de esta loca aventura.   

viernes, 15 de abril de 2016

BORN INTO THIS


EDITORIAL

Y te fuiste así nomás…
Un hasta luego y el escupitajo en nuestras caras.
Quedamos embriagados de tu dura sencillez.
Quedó desparramada toda esa mierda tuya que no se quita con nada.
Como el dolor que genera la impotencia de ser ignorante.
Como la ignorancia nuestra de ese dolor necesario.
Ahora sos resaca en la consciencia de un mundo que sigue hipócrita
El mismo que te saludo y siguió, instantáneamente, con las fiestas de la mentira y la autodestrucción.
Sos el odio que nutre, en esta mesa, el amor por discusiones menos mediocres.
Sigue molestándole, a los patrones, la ceniza de cada cigarrillo que nos convidan tus relatos.
Esperamos ser la espuma que brota del vaso servido con la sutileza de tu poesía
Espuma que jode y mancha los manteles a viejas gordas y asexuadas.
Que las voces de los desposeídos se regeneren, espumosas, blancas, descontroladas, estoicas y haya más manteles arruinados, más cenizas que ocultar en vano, más placer por la verdad y el sacrificio de un buen polvo.
Y te fuiste nomas…
Pero volverás cada vez que sea necesario.
Cuando haya olvido, sobria estupidez, repeticiones mortíferas intentarán revivirte.
Serás otro relato, una buena excusa o quizás una canción
Un relato sucio y desprolijo...

Alan Beneitez.

Canción post editorial



IMPRESIONES SOBRE BORN INTO THIS


Encontrar el rostro en el fondo de cualquier vaso. Atreverse de una vez por todas a hacer las preguntas correctas e impedir que la lástima venga a arruinarnos el camino. Estamos solos, y estamos tristes. El mundo se suicida a cada instante en su terca locura que apabulla. Los dioses ya no juegan a los dados con nuestra suerte por simple pereza ¿Cuál será de todos nosotros, el que soporte la salvaje mirada de la vida atravesándole los ojos? ¿Cuál de nosotros seguirá sonriendo luego de aquella epifanía? Es el temor quien dicta nuestros modales y nos agrupa salvajemente en aquella marea que ignora lo que sueña, que desea lo que reprime y que olvida lo que siente. Apostamos poco, exigimos mucho y nos conformamos demasiado rápido. Encontrar el rostro en el culo de cualquier vaso y mirarnos como por primera vez con aquel par de ojos nuevos. Evitar que el futuro se coma este momento. La ruta nos espera en la curva de la espalda de cualquier mujer, en las palabras que nos nombran y nos matan, en la tristeza del adiós, que nos aleja para siempre. “Somos como rosas que nunca se molestaron por germinar cuando debimos haberlo hecho y es como si el sol se hubiera hartado de esperar” Estas fueron las palabras con las que abríamos hace algunos años nuestro primer programa, y desde entonces, jamás dejo de visitar este barcito sucio y barato que siempre intentó ser este proyecto. En cada palabra escrita, en cada exabrupto, en todos nuestros errores sentimos la necesidad de levantar la copa y brindar con el viejo Hank. 


“Born into this”, primer documental que traemos a esta mesa, viene a dar un vistazo por la vida de aquel tipo al que todo le llegó tarde, todo, menos las palabras. Hace un tiempo, un amigo escribió que la anécdota, es la mejor manera de contar la historia. Este mismo axioma tomara el director John Dullaghan para darnos su versión de la vida de Heinrich Karl Bukowski. La estructura del relato estará lejos de ser lineal e irá y vendrá en el tiempo respondiendo tal vez a la idea de alguien que recuerda sentado en la solitaria mesa de un bar. Se servirá de entrevistas a amigos, antiguas novias, poetas, músicos para modelar, de alguna manera, la figura de Bukowski. La columna vertebral, a donde se volverá siempre, será a ciertos retazos de charlas y entrevistas realizadas al propio Hank, en donde recitará poemas, comentará algunas de sus novelas y llorará herido por aquellas penas que se niegan a partir. 


Muchos de estos fragmentos, poseerán aquel sabor tan primario del documental, sentiremos realizarse aquella idea de Dziga Vértov del cine – ojo (el famoso Kino Glaz) buscando el testimonio con la mayor objetividad posible, sin guiones establecidos, captando la realidad con aquel ojo super-desarrollado que es la cámara. Será tal vez por esto, que estas secuencias se destacaran por el uso de la cámara en mano, el reencuadre permanente y el ajuste de la toma a la acción. Se hablará de él siempre en pasado y en colores. Esto ayudará a marcar el presente del relato. Las palabras de Bukowski serán en su mayoría en blanco y negro, lentas, melancólicas y sentidas como cualquiera de sus poemas. Captaremos con precisión su personaje, llegando muy poco a la persona, y tal vez esto no esté tan mal. La leucemia vendrá a traer la distancia, a preservar la blancura de las hojas, a sentenciarlas al anonimato de la resma. La leucemia vendrá, finalmente, a hacer de este mundo un lugar un poco más horrible. Morirá el hombre y se ira con él también el personaje. Seguiremos levantando nuestras copas, en este bar y en otros, por Chinaski, por Hank y por Bukowski, por la sencilla complejidad de su mirada, porque nuestras penas también se esconden en la oscuridad de sus poemas y porque seguimos intentando andar esta vida con aquella soltura de la piedra que cae y rueda sobre el camino sin ningún destino.

Lucas Itze.-

Canción post impresiones



UNIVERSO BUKOWSKY


Nacido en Alemania en 1920, hijo de padre estadounidense y madre alemana, en 1923 se mudaron a América, más precisamente a Baltimore. Para que sonara más estadounidense, sus padres comenzaron a llamarle "Henry". Más tarde se trasladarían a un suburbio de Los Ángeles.
Vivió una infancia conflictiva, en permanente confrontación familiar, soportando las usuales palizas que le daba su padre.
Este mal ambiente le condujo en su juventud al abusivo consumo de alcohol y a la evasión en la literatura, gozando de las historias de Ernest Hemingway, D. H. Lawrence o Henry Miller.
En su época de adolescente tuvo bastantes problemas con el acné, que terminó dejándole cicatrices en su rostro para toda la vida.
Tras culminar sus estudios en el instituto, Bukowski comenzó a estudiar periodismo, pero abandonó a los pocos meses para dedicarse a la vida bohemia. En su deambular angelino fue practicante de boxeo, aficionado a las apuestas, bebedor desbocado y amante de orgías sexuales.


Su trayectoria literaria dio inicio en la década de los 50 escribiendo poesía y relatos para diferentes revistas, entre ellas “The Outsider”. Al mismo tiempo trabajaba como cartero y mantenía una relación amorosa con Janet Cooney Baker, quien fallecería a causa del alcohol en el año 1968.
En 1969, después de que el editor John Martin de Black Sparrow Press le prometiera una remuneración de cien dólares mensuales de por vida, Bukowski dejó de trabajar en la oficina de correos, para dedicarse a escribir todo el tiempo. Tenía entonces 49 años. Como él mismo explicó en una carta en ese entonces, “tengo dos opciones, permanecer en la oficina de correos y volverme loco… o quedarme fuera y jugar a ser escritor y morirme de hambre. He decidido morir de hambre”. Pasó menos de un mes tras dejar el trabajo en la oficina de Correos, cuando acabó su primera novela, Post Office (titulada Cartero en castellano), donde por primera vez aparece su alter ego Henry Chinaski


También por esa época dio inicio a su unión sentimental con Linda King.
Las novelas y los relatos de Bukowski, incluidos en el realismo sucio, suelen estar basados en experiencias autobiográficas, como la citada “Cartero”, uno de los libros más importantes de su bibliografía.
“Factotum” (1975), “Mujeres (Women)” (1978), “La senda del perdedor (Ham on Rye)” (1982), “Hollywood” (1989), “Pulp” (1994), “Erecciones, eyaculaciones, exhibiciones (Erections, Ejaculations, Exhibitions and general tales of ordinary madness)” (1972), “La máquina de follar (Fuck Machine)” (1977), “Música de cañerías (Hot Water Music)” (1983), o “Escritos de un viejo indecente (Notes of a Dirty Old Man)” (1969) son textos con miradas corrosivas y cáusticas a los escenarios, ambientes, personajes y sensaciones más repelidas de la existencia.


En ellos horada con mordacidad y provocación en el sórdido universo underground del que el propio autor es protagonista.
Otra de sus facetas, menos popular, es la escritura poética. Alabada por Jean-Paul Sartre, algunos de sus mejores textos se encuentran en “Los días corren como caballos salvajes por las montañas (The Days Run Away Like Wild Horses Over The Hills)” o “El amor es un perro del infierno (Love is a Dog from Hell)”.
El escritor se casó en 1985 con Linda Lee Beighle, con quien había comenzado a salir cuando su relación con Linda King empezó a declinar a mediados de la década de los 70.


Bukowski ha sido traducido a más de una docena de idiomas, incluidos español, francés, alemán y portugués. Es visto como icono de la decadencia estadounidense y de la representación nihilista característica después de la Segunda Guerra Mundial. Su falta de ambición y compromiso con él mismo y con el resto del mundo, convierten a este escritor en una de las influencias de bastantes autores contemporáneos entre los cuales podemos encontrar a Alberto Fuguet, Pedro Juan Gutiérrez, Karmelo C. Iribarren, Roger Wolfe, Raúl Núñez y al grupo de rock inglés Dogs D'amour.
Falleció de leucemia en San Pedro, California, el 9 de marzo de 1994. Tenía 73 años.

FICHA TECNICA

Título original: Bukowski: Born into This
Año: 2003
Duración: 130 min.
País: Estados Unidos
Director: John Dullaghan
Música: James Stemple
Fotografía: Matt Mindlin, Art Simon
Género: Documental/Biográfico

SINOPSIS

Documental sobre la vida de Charles Bukowski, entrevistas y poemas de uno de los “escritores malditos” más importantes de la historia.

viernes, 8 de abril de 2016

LA LENGUA DE LAS MARIPOSAS


EDITORIAL LA LENGUA DE LAS MARIPOSAS

Un banco en un aula. Una oficina vacía. Un departamento olvidado. Un almuerzo incompleto. Miles sonrisas perdidas. Cientos de besos muertos antes de nacer. Fotos que se van borrando con el tiempo, aunque la memoria guarde cada recuerdo en el disco rígido. Y si la memoria nos falla… ¿Qué nos queda?
El invierno hacía crujir el estómago, la noches desde marzo eran cada vez más oscuras, los silencios eran profundos, y las sirenas cada tanto hacían saltar de la cama hasta al más valiente.
Un último beso antes de ir a dar sus clases de literatura a la universidad fue su despedida. Un aroma de café mañanero salía de su boca, derramando unas pequeñas pero imprescindibles lecciones de vida. El tiempo pasó lentamente, ya por la noche no quedaba más que esperar. Mientras, las horas pasaban, el teléfono sonaba, las novedades escaseaban.
Unos ojos escondidos vergonzosa y sádicamente detrás de unos anteojos quedaron tatuados en mis pensamientos. Las noches en la seccional eran eternas, prácticamente desoladoras. Los vecinos se resguardaban adentro y la plaza… ay… ya nadie jugaba en la plaza.


Pronto, el abandono del barrio se hizo inevitable. Las preguntas se multiplicaban. ¿Dónde estaba Dios en ese momento? ¿Si ese Dios tan divino y pagano jugaba para ellos, quien defendía nuestros colores? La iglesia, como siempre pasa en estos casos, evitaba respuestas.
Fueron pasando los años, en cada barrio, en cada pueblo, había una historia similar, pero siempre basados en rumores, nadie tenía ese derecho de gritarle al mundo lo que ocurría.
Un día, después de terminar de dinamitar una generación gracias a una estúpida e inentendible guerra, el sol volvió a salir. Un sol que no brilla como lo hacía antes, porque las lágrimas están más presentes que nunca. Unas lágrimas que atesoran deseos y defienden ideas.
Unas ideas que perduran en la memoria, y que aunque ésta nos falle, estarán ahí para siempre. Como para siempre van a estar ellos, los que lucharon con su vida por un mundo de ideales, y de libertades. Una libertad que fue encerrada por el miedo de esas mentes siniestras que nunca supieron encontrar el significado de la palabra amor. Un amor que perdurará por los años, y dará miles de vuelta a la Plaza, una y otra vez, para que vivan en nuestro recuerdo. Por eso alzamos las copas para decir bien claro que no hay ni olvido ni perdón. Y nos abrazamos gritando como todos los años: Nunca más…


Marcelo De Nicola.-

Canción elegida para la editorial



IMPRESIONES PARA LA LENGUA DE LAS MARIPOSAS


¿Dónde están los cuerpos? ¿Dónde están los jóvenes apropiados? Ellos lo saben porque fueron partícipes. En todos estos años, pudimos encontrar a algunos de los nietos y nietas, quienes ya pudieron abrazarse con sus familias. Pero faltan muchos más: por eso, porque cientos de jóvenes todavía no conocen su identidad, los seguimos buscando. Tal vez alguno o alguna esté en esta Plaza o alguien que está acá los conoce. Puede pasar, porque están entre nosotros, están en alguna parte… Esto nos decía Estela ayer, 24 de marzo, y al escucharlo, nuestras lágrimas no tardaron en intentar apaciguar aquel sufrimiento inmenso que es la memoria. De pie junto aquella marea interminable de tipos luchando contra el olvido, construyendo esa metonimia cruda y feroz de la lucha que es la plaza de mayo, recordé aquellos versos que decían que el sufrimiento es el dolor del tiempo. La angustia es la memoria del desamparo, y la depresión, apenas una cobardía del cuerpo. El único dolor que confiere nobleza, es la tristeza. La tristeza de recordar que donde antes estaban sus voces, hoy solo nos queda su silencio. La tristeza de aquellas ilusiones ahogándose para siempre en las aguas del odio, de pensar en sus ojos abriéndose para descubrirle al fin el rostro a la muerte. El dolor, como decía Estela, por aquellos tipos que caminan entre nosotros rengueando la pena de una historia extirpada, viviendo en la soledad más absoluta de sonreír le todos los días al asesino de sus recuerdos. 


La pena insoslayable por aquellas semillas que nunca germinaron y a las que el sol jamás pudo iluminar. La memoria es nuestra única arma en esta guerra que impone el olvido. Y fue a favor del recuerdo, a favor de todas aquellas ideas torturadas y asesinadas cobardemente por esas bestias que se alimentan del oscuro odio a la vida, a lo plural, a lo popular, al debate a través de la argumentación e intercambio de ideas, fue a favor de todo aquello que este grupo trajo hoy a esta charla, el film “La lengua de las mariposas” del director José Luis Cuerda. La película trabajará la temática del miedo impuesto a través de la violencia y la prepotencia y sus consecuencias sobre los distintos actores sociales. Se centrará en la relación de Moncho y Don Gregorio, representando en estos dos personajes el futuro y el pasado, la inocencia y la experiencia, respectivamente. Don Gregorio, será el profesor de escuela que vendrá a abrirles las puertas a sus alumnos a un mundo y una realidad que se contrapone con los intereses de una Galicia usurpada y castigada por la dictadura militar de 1936. Planteará Don Gregorio “En el otoño de mi vida, yo debería ser un escéptico. Y en cierto modo lo soy. El lobo nunca dormirá en la misma cama con el cordero. Pero de algo estoy seguro: si conseguimos que una generación, una sola generación, crezca libre en España, ya nadie les podrá arrancar nunca la libertad. Nadie les podrá robar ese tesoro.” Será aquel breve pero sentido discurso, el punto de giro del relato. Será a partir de allí, que comenzara la estigmatización, la persecución y el odio por pensar diferente y no solo por eso, sino también por tener el coraje de decirlo. 


Moncho, desde su corta edad, se conmoverá con todas aquellas ideas que lo único que plantean es el valor a la vida, a la naturaleza, ideas que no hacen más que resaltar el invaluable valor que reside en la diferencia. Pero entonces entrará en aquel bosque un viento atroz que acabará con todas las flores, azotará todas las ramas y tapará el sol tras unas nubes oscuras y siniestras. Llegaran los militares con sus fusiles, sus camiones y sus soberbias. Llegaran con sus listas repletas de nombres valiosos. Llegaran sin preguntas, porque lo que buscan no son respuestas, llegaran convidando aquella muerte que navegará en rio del tiempo, a través de nuestra memoria. Y lo unificaran todo, y no darán tiempo a pensar nada. Y se llevaran a los que valen la pena, y el pueblo los entregaran entre insultos y piedras, y Moncho será uno de ellos, gritando entre lágrimas ¡rojo! ¡ateo! Y Gregorio lo mirará y entenderá aquel subtexto. La cámara se quedara en aquellas piedras que nos narraran la triste transición de la inocencia del comienzo en una feroz violencia sin sentido. Y reviviremos la misma tristeza que en la plaza del 24, y nuestras lagrimas caerán en el derrumbe de aquel sueño, caerán por la desaparición forzosa de las voces disidentes y escucharemos aquel grito nacer desde lo más profundo de nuestro ser, porque la memoria, mis queridos amigos, nos duele. ¡Nunca Más! ¡Nunca Más!

Lucas Itze.-

Canción post análisis



UNIVERSO CUERDA


Nacido en 1947 en Albacete, José Luis Cuerda, se recibió de técnico de radiodifusión y televisión. Luego, empezó a trabajar en la Televisión Española en 1969, donde realizó más de 500 reportajes.
Después de diversos cortometrajes en 1982 dirigió su primer largometraje Pares y nones, que le situaría en el ámbito de los directores que cultivan la llamada "comedia madrileña".
Su siguiente película El bosque animado (1987) inaugurará en su carrera una nueva etapa caracterizada por lo que se puede denominar como "humor absurdo". Un mundo fantástico donde habitan ricos y pobres, y lo único que los une es un tren que bordea los caminos del bosque.
Un año después aparecería el trabajo que lo consagra como realizador, además de ser un éxito de taquilla: Amanece, que no es poco (1988). Film de estilo surrealista y absurdo, donde un joven ingeniero español que trabaja en la Universidad de Oklahoma regresa a España para disfrutar de un año sabático. Junto a su padre, llega a un remoto pueblo de la montaña que parece desierto, aunque en realidad todos los vecinos están en misa, como cada día del año.


En 1991 filma La viuda del Capitán Estrada, una historia de amor y muerte basada en la novela de Pedro García Montalvo.
Un año después llega La Marrana, una comedia ambientada en el Siglo XV, donde un hombre vuelve a su pueblo luego de un exilio con una ilusión: comer cerdo. En el trayecto se encuentra con un desertor que tiene una marrana…
En 1993 dirige Tocando fondo, la historia de Fulgencio, un chaval sin oficio ni beneficio, llega a Madrid en 1993 con el propósito de trabajar para su tío Andrés.
Con Así en el cielo como en la tierra (1995) se completa una especie de trilogía con el humor absurdo como elemento común en la que Dios Padre decide enviar a otro Hijo a la Tierra para salvar a la humanidad. Pero Jesucristo no está de acuerdo, pues entonces habría que reescribir la historia. Sin embargo, el principal problema es que en el mundo apenas hay mujeres vírgenes, y las que cumplen el requisito no se dejan convencer por el arcángel San Gabriel.


Con La lengua de las mariposas (1999) presenta una visión tierna y al mismo tiempo descarnada de la Guerra Civil española desde la relación de un niño con su maestro.
En 2006 filma La educación de las hadas, con Ricardo Darín, una historia de amor y desencuentros.


Dos años después dirige Los girasoles ciegos, donde nuevamente hace foco en la Guerra Civil española, y los problemas que ella atrae.
Su último film, titulado Todo es silencio, de 2012, un triángulo amoroso entre un narcotraficante y un policía, enamorados de la misma mujer.
También se destaca en su rol de productor cinematográfico, haciendo este trabajo en varios de sus filmes y en tres largometrajes del director español Alejandro Amenábar (Tesis, Abre los ojos y Los otros); además de ser el guionista de la mayoría de sus producciones detrás de cámaras.

También sonaron en el programa



FICHA TÉCNICA

Título original: La lengua de las mariposas
Año: 1999
Duración: 97 min.
País: España
Director: José Luis Cuerda
Guión: Rafael Azcona, José Luis Cuerda, Manuel Rivas (Novela: Manuel Rivas)
Música: Alejandro Amenábar
Fotografía: Javier Salmones
Reparto: Fernando Fernán Gómez, Manuel Lozano, Uxía Blanco, Gonzalo Uriarte, Alexis de los Santos, Jesús Castejón, Guillermo Toledo, Elena Fernández, Tamar Novas, Tatán, Roberto Vidal Bolaño, Celso Parada, Celso Bugallo, Antonio Lagares.

SINOPSIS


Galicia. Año 1936. Relata la vida de Moncho, un pequeño niño que se incorpora a la escuela. Tímido pero inteligente, Moncho no disfruta de los primeros días, pero por suerte, Don Gregorio, no es sólo un buen maestro, sino que es un fiel compañero y con quien encarnará una hermosa amistad. Todo cambiará cuando el 18 de julio, el alzamiento militar llegue para alterar la vida del pueblo, y cambiar, para siempre, la unión entre el maestro y el alumno…