Todos los jueves de 21 a 22 hs.

Todos los jueves de 21 a 22 hs.

jueves, 3 de julio de 2014

CISNE NEGRO - BLACK SWAN

Programa 49 (17-03-2014)



EDITORIAL

Hermosas aves danzan sobre el cielo infinito. Tu mirada se pierde en el horizonte, esos ojos de diamantes empiezan a derramar lágrimas de sangre. Tu cuerpo se balancea de derecha a izquierda y de izquierda a derecha, una y otra vez.
Tu espejo se regocija frente a ti vomitando la más cruel de las verdades, mientras algunos bríos de libertad se revuelcan dentro de tu alma. Los demonios interiores gritan a los cuatro vientos que necesitan salir a la luz, pero tu maldita pureza no lo permite.
¿Cuántos ángeles habrá en este mundo tratando de escapar de su destino? ¿Cuántos cisnes blancos querrían convertirse en negros para poder huir de su propia prisión? ¿Cuántos tomarán vuelo para irse en busca de la perfección?
Eso es lo que nos inculcan, eso es lo que muchas veces buscamos, sin sentido. ¿Qué es la perfección? Si en todo lo bueno hay algo malo, y en todo lo malo hay algo bueno, esta perfección sería imposible de hallar, por lo tanto, lo perfecto es imperfecto.
Tu mundo perfectamente imperfecto se desarma como un castillo de naipes ante cualquier tsunami de realidad. Tus alas buscan tomar vuelo, pero tus propios pies están completamente pegados al suelo.
Tu corazón late infinitamente esperando soltarse y estrellarse por los aires, derramando gotas de sangre a todo tu alrededor, creando un océano rojo a tus pies.


Tu cuerpo se excita de una manera sobrenatural. Tus dedos tiemblan con pasión, tus piernas aplauden hasta el más mínimo contacto.
Tu mente vuela, se va hacia los lugares más recónditos del pensamiento, esperando desaparecer por siempre. Tu alma intenta comprender todo lo que pasa, aunque es prácticamente imposible.
Sin embargo estás ahí, a punto de saltar al escenario en busca de la más morbosa de las perfecciones, será el momento de soltarse, dejarse llevar y tomar vuelo hacia el más precioso de los cielos.
Llegará el momento en que los demonios se conviertan en aves, mientras los buitres esperan con ansia cualquier pequeño resbalón para saltar a la yugular y acabar con todo.
Será tiempo de jugar con todas las cartas que tengas a mano, sin desperdiciar ni una sola. Llegará el sublime momento de escupir la más extrema pureza, la más vergonzosa inocencia para dar paso a la más temible lujuria, todo en un maldito segundo.
Estarás danzando en ese cielo pletórico de aves de mil colores, con todas ellas a tu alrededor. Tomarán tus dedos y te llevarán de paseo levitando de la forma jamás soñada.
Sentirás como los demonios saldrán abruptamente de tu cuerpo, mientras tu virginal alma exclama suspiros de pasión. Bucearás en las inmensidades del cielo en busca de aquella ave perfecta, mientras los aplausos aturdirán tus oídos.
Sentirás por primera vez que el miedo se aleja lentamente. Te sentirás valiente para seguir transitando un camino de rosas llenas de espinas, pero con la certeza de que el primer paso está dado.
Saldrás definitivamente a buscar esa ave maldita que hizo nido en tu corazón, pero que tu alma logró liberarla para siempre. Será hora de emprender un nuevo viaje, a través de nuevos y largos caminos, como alguna vez te enseñó ese sorprendente CISNE NEGRO…

Marcelo De Nicola

Canción elegida para la editorial


IMPRESIONES SOBRE CISNE NEGRO


“Una chica virginal, pura y dulce. Atrapada en el cuerpo de un cisne. Ella desea la libertad y solo el verdadero amor puede romper el hechizo. Su deseo es casi concedido por un príncipe. Pero antes de que él pueda declararle su amor, la gemela lujuriosa, el Cisne Negro, lo engaña y lo seduce. Devastada, el cisne blanco, se tira de un acantilado. Se suicida, y en la muerte halla la libertad…” Esta será la historia que se hará carne en Nina, la protagonista de este gran film del director Darren Aronofsky. La cinta nos mostrará el deseo de un artista por lograr la perfección, por tocar lo sublime. Seremos convidados a una lucha visceral con su material. Será alma y cuerpo en busca de aquella luz, de aquella purificación que solo se logra apostándolo todo. 


Nina deberá recorrer siniestros senderos para conseguir su objetivo, deberá encontrar aquella sombra que todos tenemos. Deberá comer la manzana y explorar sus propias tinieblas, por más doloroso que todo aquello sea. El film, representar esta lucha también a través de la fotografía. Blancos y negros colmaran la pantalla. Los veremos en las ropas de los personajes, los veremos en los decorados, los veremos sobre el escenario. Descubriremos esta intencionalidad del director, también, en la construcción de planos. Allí aparecerán ante nosotros encuadres pictóricamente armados e intencionados, que buscaran resaltar a los distintos personajes y sus reflejos sobre cualquier superficie. Habrá espejos que los reproduzca incansablemente hasta lograr deformarlos. Sentiremos aquella escisión del yo presente todo el tiempo, pujando, queriendo nacer, rompiendo las estructuras, gritándonos a la cara nuestra hipocresía. El relato será completamente lineal, no perderá el tiempo con raccontos ni flashfowards, seguiremos aquel nacimiento, o aquella muerte, a cada instante. El director coqueteará con el surrealismo, sin llegar a utilizar sus recursos. Sentiremos su aroma todo el tiempo, veremos sus intenciones en ciertas secuencias, pero la película pronto tomará otro rumbo. 


El personaje de Nina estará correctamente construido, la sentiremos viva. Haremos nuestro su dolor, su obsesión. Nos pesará tanto como a ella el papel de su madre, sentiremos la presión de sus frustraciones sobre cada una de nuestras fantasías. Finalmente, Nina será absorbida por la obra, material y artista confluirán en un mismo plano y brillaran soberbiamente. Su muerte será perfecta. La sangre brotará y de esta forma, logrará la libertad tan deseada. Alguna vez, desde este mismo foro, los que aquí exponemos, nos pronunciamos a favor de aquella idea de que la libertad completa existirá solo cuando de lo mismo vivir que no vivir. Creemos enérgicamente, que el artista debe morir en cada obra, que su creación debe surgir de aquella pulsión de muerte. Cada palabra que escribo, cada canción que componemos, nos obliga a sumergirnos en aquel bosque repleto de fantasmas y pesadillas, nos lleva a explorar nuestras propias tinieblas. Pienso en varios amigos de este programa, gente por la que levantamos nuestras copas cada día, personajes que lo han dejado todo por una idea, una palabra, un acorde que pueda alcanzar, aunque sea un poco, aquella perfecciona de la naturaleza, aquel brillo enceguecedor. La pasión de Van Gogh, la demencia de Artaud, cada una de las botellas de mi hermano Bukowski, cada grito ahogado de Symns. Ojalá podamos vivir el resto de esta mentira sinceramente. Apasionadamente. Solo así encontraremos en el punto final del texto a nuestra preciosa dama azul.

Lucas Itze

Canción post análisis


También escuchamos algo de Charly


Dedicado a Nina, tan perfecta que asusta


Y todo esto es una locura...


Y nos despedimos preguntando que miras?


FICHA TÉCNICA

Título original: Black Swan
Año: 2010
Duración: 109 min.
País: Estados Unidos
Director: Darren Aronofsky
Guión: John McLaughlin, Mark Heyman, Andres Heinz
Música: Clint Mansell
Fotografía: Matthew Libatique

Reparto: Natalie Portman, Mila Kunis, Vincent Cassel, Winona Ryder, Barbara Hershey, Christopher Gartin, Sebastian Stan, Benjamin Millepied, Ksenia Solo, Janet Montgomery, Kristina Anapau, Mark Margolis, Tina Sloan, Marcia Jean Kurtz

Argumento

Nina (Natalie Portman) es una bailarina de ballet que vive con su madre, una obsesiva que la sigue tratando como si tuviera 10 años. Cuando Beth (Winona Ryder), la primera bailarina, se retira, Thomas, el director (Vincent Casell), empieza a buscar su reemplazante para su próxima obra: El lago de los cisnes.
Para la obra se necesita una misma persona que interprete dos personajes completamente opuestos: el cisne blanco, que representa la inocencia y la pureza, y el cisne negro, la sensualidad y la lujuria.
Thomas está seguro que el papel del cisne blanco es para Nina, pero no cree que pueda ser el negro, cuando ella se lo va a pedir a su camarín, él la besa y ella reacciona mordiéndole el labio y  huye. Minutos después se entera de que fue elegida para el papel.
Aunque la llegada de Lily, una atrevida bailarina que no es talentosa pero que tiene todos los demás atributos que encajarían perfectamente en el cisne negro, le sumarán una nueva enemiga y más presión interna.
Nina de a poco empieza a enloquecer, su relación con la madre irá decayendo y tendrá con Lily una relación de amor – odio, hasta el punto de tener sueños lésbicos con ella.


Finalmente, Nina sale a escena ante el gran público, después de una caída durante su representación del cisne blanco, se encuentra con Lily en el camarín, después de una discusión termina clavándole un vidrio y sale nuevamente a escena.
Se repone con una gran actuación del cisne negro, y al volver al camarín descubre que Lily no está muerta y la que tiene clavado el vidrio es ella. Igualmente sale a hacer el número final, y cuando termina,  entre ovaciones, descubren que está perdiendo sangre en el estómago, mientras ella mira al director y le dice: Lo hice, soy perfecta…

Trailer







No hay comentarios:

Publicar un comentario