Todos los jueves de 21 a 22 hs.

Todos los jueves de 21 a 22 hs.

miércoles, 1 de abril de 2015

WAKING LIFE - DESPERTANDO A LA VIDA


EDITORIAL

Ardía en mi esa especie de pasión, ese deseo nunca dormido por lo nuevo, por lo fantástico, por lo caótico de dejarse llevar hacia lo incalculable, lejos muy lejos de cualquier confort, de cualquier cuna que pueda yo tejer, de toda caparazón, de todo ensayo...
...Una especie de buque con muchas ruedas nos amaga, corrimos, sigue de largo... ¿Comenté alguna vez que mi padre es marinero?... Él se veía sospechoso a los ojos de los potenciales dadores de viento. Nos separamos por mi voluntad... Me deje llevar, tenía un destino... llegue a cualquier otro lugar, no recuerdo donde, pero tomé el tren en Uruguay y luego desperté...
Recordé a mi padre, recordé tanques de guerra que atravesaban la ruta de forma transversal, la noche cóncava, a mi madre esperando, la línea recta y la oblicuidad de todas las cosas...


“Seré el otro que sin saberlo soy, el que ha mirado ese otro sueño, mi vigilia, el que la juzga, resignado y sonriente" recordé...
Entonces vi a mis hermanos, las hamacas, los cipreses y los torbellinos, los fantasmas a los pies de mi cama, "conócete a ti mismo" recordé... y entorné los ojos.
Perseguí a mi madre metamorfoseada por laberintos borgeanos, era tan inalcanzable como la salida de aquel laberinto y la muerte del minotauro.
Era tan inalcanzable como la salida de aquel laberinto y la muerte de aquel minotauro...
“Conócete a ti mismo" volví a decir mientras fijaba las mirada en una de las paredes de aquel laberinto con olor a pelo mojado y descubrí que era ilusoria. Cerré los ojos y apreté los dientes, vi el desierto, y con todas mis fuerzas intente despertar... grité. Un poderoso llanto me invadió, no era el mío... Grité de nuevo y desperté. Grité de nuevo y desperté. Amigo grité para despertar. Madre, Padre con toda violencia grité y desperté. Desperté. Desperté. Desperté.

Christian Soria

Canción elegida para la editorial



IMPRESIONES SOBRE DESPERTANDO A LA VIDA


¿Qué soñamos? ¿Con que soñamos? ¿Qué es la vida? ¿Qué es la muerte? ¿Qué es el destino? ¿Puede uno cambiar el destino? ¿Podemos entrar en el mundo de los sueños? ¿Qué haríamos si pudiéramos elegir que soñar? ¿Es el sueño una continuación de la vida real? ¿Es la vida real el sueño que no queremos tener? ¿Cómo podemos descubrir si estamos soñando?
Los sueños son el destino, dice la pequeña Lorelei Linklater, en el primer diálogo de Waking Life, película escrita y dirigida por su padre, Richard Linklater. Y varias de estas simples preguntas, son las que intenta responder el film.
La película llama la atención desde el comienzo, ya que está filmada bajo la técnica de la rotoscopía. Esto significa reemplazar los fotogramas de una filmación real por dibujos calcados sobre cada fotograma, para que el film termine siendo de animación, pero con personas reales.


Pero en definitiva, es sólo un pequeño detalle. El film va a seguir la vida de un anónimo protagonista (interpretado por Wiley Wiggins) que se va encontrando con diferentes personajes a lo largo del relato. Lo que intenta descubrir es el mundo de los sueños, pero sobre todo, tratar de saber si está soñando o si esas charlas son productos de su vida real.
Una vez más, Linklater se encarga de hablar con el mismo lenguaje de todos nosotros, y presentándonos a personas que podemos encontrar en cualquier esquina o con las que podríamos compartir una hermosa charla de café. Los que seguimos la filmografía de este director independiente por excelencia, no hacemos más que confirmarlo con cada film, como pasó con la trilogía Antes o, yendo a lo más cercano en el tiempo, con la multipremiada Boyhood.
Siguiendo con el relato del film, el protagonista, luego de bajarse de un auto lancha, ve una nota en el suelo que dice “mira a tu derecha” cuando levanta la vista y nota que un auto está a punto de atropellarlo se despierta… A partir de ahí empezará ese viaje para encontrarse con diferentes personajes que le hablarán de la vida, la muerte, la existencia de Dios, la evolución humana, la libertad, la alienación, entre otras tantas cuestiones. Lo que hace interesante el film, es que la gran mayoría de los relatos, casi en forma de monólogos, son de personas que encontró el director a lo largo de su carrera. Podremos citar a Robert Solomon, Luis Mackey y David Sosa, profesores de filosofía, a Ernest Healy, profesor de Química, todos ellos profesores de la Universidad de Austin, Texas, así como también al cineasta Caveh Zahedi, los poetas David Jewell y Timothy "Speed" Levitch, además de músicos y guionistas.
En el medio, Linklater se da el lujo de meter un guiño a los amantes de su film más reconocido: Antes del amanecer, ya que la pareja que filosofa sobre la vida, la muerte y la reencarnación son Ethan Hawke y Julie Delpy, protagonistas de la película, y nos queda en el aire si son los famosos Jesse y Celine, porque también los diálogos, nos hace acordar a ellos.


El director no busca contar una historia, sino que nos invita a hablar, pensar, informar y tratar de encontrar respuestas a varias de las preguntas que nosotros mismos nos hacemos cada tanto. En el mundo del cine de hoy, que todo gira en torno a grandes producciones y búsquedas de premios, el texano nos muestra situaciones de la vida misma, nos lleva a soñar en busca de un dulce despertar, pero demostrándonos que no todo es tan simple y tan bello, porque como dice uno de sus personajes, “el hombre quiere caos” y “nos deleitamos con ello”, en lo que es, sin dudas, uno de los claros ejemplos del mundo en el que vivimos. Seguramente después de ver la película nos empecemos a hacer las mismas preguntas, y también intentaremos encontrar respuestas.
Pero llegará un día en el que quizás se nos cumpla el sueño de encontrar a ese amor perdido, volar por sobre las ruinas de los edificios y hallar el refugio donde esperamos que todo lo real por momentos desaparezca, para darle paso a nuestro más hermoso universo onírico…

Marcelo De Nicola.-

Canción post impresiones


No estoy atado a ningun sueño ya
Las habladurías del mundo
no pueden atraparnos


Todas las cosas que se pierden,
las tiene en un bolso Dios...
y todas estas estrellas amarillas,
están para una sola función...


UNIVERSO LINKLATER



Nacido en 1960 en Houston, en 1982 dejó la Universidad para trabajar en una planta petrolífera en el Golfo de México. Su amor por el cine comenzó durante la estadía en Houston, cuando visitaba un teatro local. Allí con sus ahorros pudo comprar una cámara Super 8 y se mudó a Austin donde fundó la Sociedad cinematográfica de Austin. Algunos de sus cineastas preferidos eran Bresson, Fassbinder, Yazujiro Ozu y Dreyer, entre otros. En 1984 ingresa a la Universidad de Cine de Austin.
Su primer corto se tituló Woodshock en 1985, y fue un documental sobre el festival del mismo nombre en Austin, Texas. 
En 1988 llegó su primer largometraje titulado It's Impossible to Learn to Plow by Reading Books. Exhibiendo una camiseta con el lema "Imposible aprender a arar en un libro", proverbio ruso que equivale al castellano "El camino se hace andando", Linklater sube a un tren con su cámara para vagabundear en busca de amigos y desconocidos.
Empieza a hacerse conocido en 1991 cuando escribe y dirige Slacker, donde el director se pasea por Austin mostrando a diferentes personajes de la ciudad. El film fue nominado a Mejor Largometraje en el Festival de Cine Independiente.
Dos años después llega la magistral Dazed and Confused, el film que narra las desventuras de un grupo de amigos de la secundaria en su último día de clase. Aparecen actores jovencísimos y en sus primeros papeles como Matthew McConaughay, Ben Affleck, Milla Jovovich, Parker Posey, Adam Goldberg y el papel sin acreditar de Renée Zellweger.
En 1995 llegaría el film que lo haría famoso, quizás, una de las mejores historias de amor de todos los tiempos, con la primera parte de la llamada trilogía Before (Antes), en este caso, con Antes del Amanecer. La historia donde aparecen los entrañables Celine (Julie Delpy) y Jesse (Ethan Hawke), que se conocen en un tren, se bajan en Viena y pasan la noche juntos, hablando del amor, de la vida, el sexo y diversos temas más. Logra el Oso de Plata al mejor director en Berlín.


Un año después llega SubUrbia, la historia de un grupo de chicos de barrio que reciben a uno de sus amigos, que se ha convertido en una estrella de rock. El film nos muestra las diferencias, celos y la noche alocada de los protagonistas.
Cambia totalmente, y no le va para nada bien, cuando en 1998 decide rodar The Newton Boys, sobre un grupo de criminales y asaltantes de bancos. Nuevamente dos de sus actores fetiches trabajan en el film: Ethan Hawke y Matthew Mc Conaughey.
Pasa tres años hasta que estrena La Cinta, donde vuelve a demostrar su capacidad para filmar películas distintas, ya que la trama se filma en tiempo real y en una única escena donde aparecen los tres actores que aparecen en el film: Ethan Hawke, Robert Sean Leonard y Uma Thurman.
En 2001 llega Despertando a la vida, filmada bajo la técnica de la rotoscopía. Forma de filmar que repetiría más adelante.
En 2002 entra a rodar un proyecto sin nombre, sobre la vida de un chico en tiempo real…
En 2003 llega quizás su película más comercial, cuando junto a Jack Black filma Escuela de Rock, la historia de un músico frustrado que termina dando clases en una escuela privada. A pesar de todo, es un hermoso film.


En 2004 llega la segunda parte de Before, con Antes del atardecer. Nueve años pasaron del encuentro entre Celine y Jesse, esta vez se encuentran en París. La magia entre ambos, y los diálogos, vuelven a hacer de ella una película inolvidable. Para muchos la mejor de las tres. Simplemente brillante.
Quizás su peor film llega un año después, filmando Una pandilla de pelotas, una remake de 1976, sobre un grupo de inadaptados jugadores de Beisbol que tienen la misión de ganarle al odiado rival,  con Billy Bon Thornton y Greg Kinnear.
Kinnear, que justamente protagonizaría, un año después, su próximo proyecto: Fast Food Nation. Linklater se mete como casi nadie en el mundo de las casas de comidas rápidas y denuncia el trabajo ilegal, la suciedad y todo el negocio que mueven las cadenas americanas. El film es nominado a la Palma de Oro en Cannes.
En ese mismo 2006 llegaría Una mirada en la oscuridad, basada en una novela de Phillip Dick, vuelve a mezclar personajes reales con animación, en un futuro distópico, donde un policía tiene la misión de espiar a sus amigos. Trabajó con un cuarteto de lujo: Keanu Reeves, Robert Downey Jr, Woody Harrelson y Winona Ryder.
En 2008 filma la adaptación de la novela de Robert Kaplow; Me and Orson Welles, donde la historia se traslada al año 1937 en la que un joven actor es convencido por Orson Welles para trabajar en su película. El film obtuvo buenas críticas además de varias nominaciones premios independiente, y de paso, le dio un buen giro a la carrera artística de Zac Efron, el protagonista.
Vuelve a coincidir con Jack Black en 2011 cuando rodaron Bernie, la historia del famoso enterrador del pueblo que se hace amigo de la malvada viuda. Basada en una historia real.
18 años después de su primer film, se cierra la trilogía Before… Los tiempos cambian, y el paso del tiempo también, no sólo para los protagonistas de Antes del anochecer, sino también para los actores. Nominación al Oscar a mejor guion adaptado.
En 2014 termina de rodar Boyhood, la historia de un chico en tiempo real, siguiendo la vida, el crecimiento y la adolescencia del personaje a lo largo de 12 años. Otra vez Linkater nos muestra algo completamente diferente a lo que hemos visto. Sin dudas, su película más personal y también más premiada. Globos de Oro, Nominación a Mejor película y premios de todo tipo hicieron que el mundo del cine conozca a quien es quizás hoy, el director de cine independiente más importante de los últimos años, junto a directores como Wes Anderson y Jim Jarmusch, por nombrar sólo algunos. Sin dudas, su obra maestra, la que marcará un antes y un después.


Ya está rodando su próximo film, en donde volverá a hablar del béisbol, por ahora se sabe poco… solo el nombre: That's What I'm Talking About. Y un reparto de absolutos desconocidos…
Esperamos mucho más de un director transgresor, que animó a hacer cosas que otros no hicieron. Ojalá siga por este camino.

Bajo corriendo las escaleras
Salgo a la calle al fin
No veo a nadie tampoco hay calles
¿Qué es lo que pasa aquí?


Muy bien, yo se que el tiempo
es impreciso, no se lo que pensar ...


Nos fuimos con un himno...


FICHA TÉCNICA

Título original: Waking Life
Año: 2001
Duración: 97 min.
País: Estados Unidos
Director: Richard Linklater
Guión: Richard Linklater
Música: Glover Gill
Fotografía: Animation
Reparto: Wiley Wiggins, Trevor Jack Brooks, Ethan Hawke, Julie Delpy, Timothy Speed Levitch, Glover Gill, Laura Hicks, David Sosa, Alex Jones

SINOPSIS

Un anónimo protagonista mantiene conversaciones con personas distintas que parecen entrar y salir de su vida arbitrariamente. Una frase, "dream is destiny" (el sueño es el destino), expresa la idea básica de la película: atreverse a entrar en el incontrolable mundo de los sueños, tan apasionante como inquietante y oscuro, y permitirse disfrutar al máximo del instante eterno que dura.


TRAILER

https://www.mixcloud.com/bandasonora/banda-sonora-donde-el-cine-se-escucha-06032015-despertando-a-la-vida/

No hay comentarios:

Publicar un comentario